Buscar

REVISTA HGgT

La carne de potro destaca por sus propiedades nutricionales

Puede volver a consumirse en Galicia desde finales del pasado verano, después de más de dos años.
La carne de potro destaca por sus propiedades nutricionales
Solomillo de potro Roast-beef. / HGgT
Solomillo de potro Roast-beef. / HGgT

HGgT

Partner.

La Asociación de Criadores de Pura Raza Galega destaca la gran acogida que está registrando de nuevo en Galicia la carne de potro, especialmente en la ciudad de Lugo, donde puede volver a consumirse desde finales del pasado verano después de más de dos años sin esta oferta. 

Este producto alimenticio, que destaca por sus propiedades nutricionales, se ha convertido según diversos informes científicos en uno de los más saludables, no solo por su aportación en proteínas o por la baja proporción en colesterol (hasta cuatro veces menos que el pollo, con 20 miligramos frente a los 78 del ave), sino también por su reducido nivel de grasa, 20 veces inferior al del cerdo (de 1 a 3 gramos en el caso del potro, que contrastan con los 23-32 del otro animal). La estas cualidades se le añaden la carga energética que supone, con entre 107 y 121 kilocalorías, casi la mitad de las 216 que puede conseguir una ración de cordero. 

En cuanto a las localidades en las que se puede adquirir, según advierte la revista HGgT, solo existen dos puntos de venta autorizados con el sello de calidad 100x100 raza autóctona Cabalo de Pura Raza Galega en Lugo (Finca Loureiro en Burela y Carnicería Montes), “con independencia de que haya otros establecimientos que pongan a disposición de sus clientes este producto en toda Galicia”, matiza Isabel Casariego, representante de  PURAGA, quien reivindica el papel de los criadores de este animal en la provincia. 

“Estamos hablando de que Lugo concentra el 65% de las explotaciones de toda la comunidad, seguida de A Coruña (21%) y, a más distancia, Pontevedra (12%) y Ourense (2%)”, resume, al tiempo que subraya que “desde la concesión de nuestra marca, el número de carnicerías en las que se comercializa se ha duplicado en el último año”. 

La carne de potro además de tierna, tiene un toque dulce

La carne de potro destaca por su sabor, con un toque dulce y muy agradable debido al alto contenido en hierro  hemo; por su ternura, con una baja aportación en  colágeno; y por un color rosado motivado por la elevada aportación de mioglobina

Cada vez va ganando terreno en los menús de los restaurantes gracias a su jugosidad y la suavidad que muestra cuando se lleva a la boca. Es muy adecuada para preparar en crudo, por ejemplo en un steak tartar o en un carpaccio, o muy poco hecha, casi sangrante, ya que ofrece menos problemas sanitarios.  @mundiario