La inflación amenaza con dejar a 260 millones de personas en la pobreza extrema

Pobreza extrema en América Latina. / Twitter.
Pobreza extrema en América Latina. Twitter.

Oxfam plantea aumentar los impuestos a los más ricos, con el propósito de sacar de esta situación como mínimo a 2.300 millones de personas.

La inflación amenaza con dejar a 260 millones de personas en la pobreza extrema

La pobreza es un fenómeno mundial que disminuía a un ritmo constante, sin embargo, la llegada de la Covid-19, puso en riesgo ese progreso. Ahora, los problemas ya existentes como, el aumento de las desigualdades a nivel global y el incremento de los precios de alimentos, se verán amplificados por la guerra en Ucrania.

En este sentido, Oxfam Intermón, tras las reuniones de primavera con el Banco Mundial (BM) y con el Fondo Monetario Internacional (FMI), estima que para finales del 2022, un total de 860 millones de personas en el mundo, vivirán en pobreza extrema con menos de 1,90 dólares al día.

De no tomarse medidas radicales e inmediatas ante esta situación, “podríamos estar ante el mayor aumento de los niveles de la pobreza extrema y sufrimiento de la humanidad del que se tiene constancia”, según advirtió en un comunicado, Franc Cortada, director de Oxfam Intermón. “Este panorama es aún más desolador si tenemos en cuenta los billones de dólares acaparados por un puñado de hombres poderosos sin ningún interés por frenar esta escalada”, agregó.

Lamentablemente, como consecuencia de esto, los niveles de hambre a nivel mundial también aumentarán, pues según el informe 'Tras la crisis, la catástrofe', presentado por la organización, el número de personas desnutridas podría llegar a los 827 millones este mismo año.

Estimaciones cortas

El Banco Mundial había calculado que 198 millones de personas podrían caer en pobreza extrema debido a la Covid-19 y el empeoramiento de las desigualdades, sin embargo, se quedó muy corto. De hecho, Oxfam Intermón, basados en los estudios presentados por el BM, planteó que 65 millones de personas estarían en pobreza extrema debido a los precios de alimentos, alcanzando una cifra total de 263 millones en 2022, lo que equivale a las poblaciones del Reino Unido, Francia, Alemania y España juntas.

Para España la situación no pinta mejor, ya que la subida del IPC hasta el 9,8% en marzo, representa la cifra más alta registrada desde mayo de 1985 y supone una pérdida global de 16.700 millones de euros traducidos en poder adquisitivo, según FUNCAS, el centro de análisis económico y social.

Esto supone una crisis inflacionaria que agrava la situación generada por la pandemia, donde más de 600.000 hogares pasaron a vivir sin ningún tipo de ingreso.

Por lo que plantea al Gobierno español paliar la crisis contribuyendo de forma significativa jugando un rol de liderazgo y solidaridad, además de implementar un paquete de medidas de protección social y poner en marcha un impuesto temporal a los beneficios extraordinarios que pudieran obtener las empresas energéticas.

Más impuestos

Asimismo, la organización no gubernamental, señaló que la pobreza se extiende a países enteros y critica la falta de acción de los gobernantes que no aumentan los impuestos a los más ricos. Según Oxfam, un impuesto anual sobre el patrimonio -comenzando en tan solo un 2% para las fortunas millonarias y llegando al 5% en el caso de las milmillonarias- podría generar 2,52 billones de dólares cada año, "suficiente para sacar de la pobreza a 2.300 millones de personas".

Ante esto, proponen algunas recomendaciones como que el G20, el BM y el FMI incrementen sus ayudas a países pobres y condonen su deuda “de forma inmediata”. Además de incrementar los fondos de ayuda y destinar nuevos fondos a sufragar la respuesta en Ucrania, dirigida a la acogida de personas refugiadas. @mundiario

La inflación amenaza con dejar a 260 millones de personas en la pobreza extrema
Comentarios