La ONU alerta de una degradación crónica del suelo terrestre

Sequía por cambio climático / Archivo
Los efectos del cambio climático son irreversibles y deslocalizados / Archivo

El estudio de la UNCCD plantea la necesidad de 1,6 billones de dólares para restaurar mil millones de hectáreas degradadas y cumplir así con los compromisos de la agenda 2030.

La ONU alerta de una degradación crónica del suelo terrestre

La más reciente investigación de la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación (UNCCD), advierte que la mala gestión actual de los recursos de la Tierra amenaza la salud de las especies del planeta.

El segundo estudio de Perspectiva Global de la Tierra se publicó este miércoles después de cinco años de elaboración, y alerta de unos riesgos y peligros nunca antes vistos, por lo que el informe insiste en que “no podemos permitirnos subestimar la escala y el impacto de estas amenazas existenciales”.

Asimismo, señala que no podemos seguir como hasta ahora. “No es un camino viable para nuestra supervivencia y prosperidad”. De hecho, hace especial énfasis en la importancia de “conservar, restaurar y reutilizar” los recursos de la Tierra de forma sostenible.

El informe publicado días antes del inicio de la Conferencia de la UNCCD (COP15), que se celebrará del 9 al 20 de mayo en Costa de Marfil, hace mención de que un 40% de la superficie terrestre fue degradado por la sobreexplotación agrícola de los suelos y la acción humana, situación que tiene un coste económico de 44 billones de dólares, afectando de manera directa a la mitad del PIB mundial.

El suelo es la base

Por su parte, la secretaria ejecutiva de la UNCCD y exministra de Medio Ambiente de Costa Rica, Andrea Meza Murillo, manifestó a la agencia EFE, que “este reporte es un llamado crítico. No podemos seguir con esa trayectoria acelerada de perder suelo fértil, que es la base para la seguridad alimentaria y la seguridad hídrica y para sostener ecosistemas saludables".

Agregó que el suelo es un recurso fundamental, “incluso para enfrentar la crisis climática y la pérdida de biodiversidad”. A su vez, explicó que usar un suelo que “no es apto para actividades agropecuarias” incidiría en “un patrón de degradación”.

Posibles escenarios

El informe establece tres posibles escenarios de aquí hasta el año 2050: comprendidos por el mantenimiento de la situación actual, la “restauración de 50 millones de kilómetros cuadrados de tierra y el aumento de las medidas de restauración mediante la conservación de zonas rurales importantes para las funciones específicas del ecosistema”.

De no haber un cambio, la UNCCD estima que para ese mismo año unos 16 millones de kilómetros cuadrados de suelo, un área equivalente al tamaño de toda América del Sur se degradarán de manera continua, además habrá una disminución persistente de la productividad vegetativa en el 12-14% de las tierras agrícolas, siendo África Subsahariana la más afectada.

Si por el contrario, se pone en práctica la restauración de unos 50 millones de kilómetros cuadrados de tierra, es decir, un 35% de la superficie terrestre mundial, mediante la agrosilvicultura, la gestión del pastoreo y la regeneración natural asistida, por consiguiente mejoraría la salud del suelo.

Y si además de esto se añaden otras medidas como la regulación del agua, la conservación de reservas de suelo y de carbono y provisión de funciones críticas del ecosistema, se recuperarían 4 kilómetros cuadrados adicionales de áreas naturales. @mundiario

La ONU alerta de una degradación crónica del suelo terrestre
Comentarios