Las ONG alertan de una hambruna mundial que acabará con la vida de 49 millones de personas

Un niño recibe una ración de comida en un campamento de desplazados en Rwanda. / ONU
Un niño recibe una ración de comida en un campamento de desplazados en Rwanda. / ONU

UNICEF España, Oxfam Intermón, Save the Children y Acción contra el Hambre advierten que se avecina una crisis donde podría morir el equivalente a la población de España.

Las ONG alertan de una hambruna mundial que acabará con la vida de 49 millones de personas

Las hostilidades presentes en el mundo, el cambio climático y una creciente inflación producto de la pandemia de la Covid-19, han desencadenado una hambruna mundial que podría acabar con la vida de 49 millones de personas, según anunciaron UNICEF España, Oxfam Intermón, Save the Children y Acción contra el Hambre.

Ante esta situación, las cuatro organizaciones no gubernamentales han hecho un llamamiento en conjunto a los gobiernos de los países ricos, a las agencias multilaterales y a las instituciones financieras, a quienes piden tomar medidas urgentes para afrontar un escenario catastrófico. Específicamente en el caso de España, exigen que incremente el apoyo al 10% de la Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD) para este año y el próximo, además de movilizar los fondos humanitarios necesarios para asegurar el acceso y la protección de las personas en situación de riesgo, especialmente los menores.

Y es que el pronóstico no pinta nada bien, pues la gente ha agotado sus reservas económicas, los precios están muy altos y la capacidad de resiliencia está agotada, creando lo que consideran las ONGs como una “tormenta perfecta”. En este sentido, Oriente Medio, África y Latinoamérica son las regiones  donde las alarmas se han disparado.

Niños y mujeres, los más vulnerables

Asimismo, el Sahel Occidental es el epicentro del desastre, pues actualmente hay 38 millones de personas luchando contra el hambre extrema. La situación es similar en el Cuerno de África, donde hay 23 millones de personas en las mismas condiciones. Sin embargo, ante cualquier crisis, los niños y las mujeres son quienes se llevan la peor parte.

De hecho, UNICEF cifró en 260.000 los niños menores de cinco años que presentan desnutrición aguda en los 15 países más afectados, es decir, cada minuto un niño se suma a los ocho millones que están en peligro de morir por emaciación grave. @mundiario

Las ONG alertan de una hambruna mundial que acabará con la vida de 49 millones de personas
Comentarios