El número de muertes por contaminación ambiental supera las cifras del coronavirus

Una imagen de la contaminación del aire / OMS
Una imagen de la contaminación del aire / OMS

Un nuevo documento establece que solo la polución del aire ocasiona 6,67 millones de decesos anuales.

El número de muertes por contaminación ambiental supera las cifras del coronavirus

A mediados de febrero la Organización de Naciones Unidas (ONU) presentó un informe que relata cómo se intensifica la intoxicación de la Tierra, llegando, según esto, a ocasionar el doble de muertes que la Covid-19 en sus primeros 18 meses.

Sin embargo, un nuevo estudio de la Comisión de Contaminación y Salud de The Lancet, refuerza esta teoría cifrando los decesos prematuros en nueve millones anuales, lo que representa un número mayor de todas las muertes de 2019 atribuidas a los conflictos bélicos, al sida, la tuberculosis, la malaria y al consumo de drogas y alcohol.

En este sentido, el estudio de la Carga Global de Enfermedades (GBD) realizado en 2019 sostiene que aunque se redujo la contaminación del agua y de aire producto de la leña o el carbón, nueve millones de decesos prematuros se asocian a la contaminación por el desarrollo y la industrialización (químicos tóxicos.).

Ante esto, Rachael Kupka, una de las autoras del informe y directora de la Global Alliance on Health and Pollution (GAHP), señala que “como seres humanos no somos buenos para enfrentarnos a problemas a futuro, somos mejores para responder a emergencias, pero con la contaminación la prevención es lo más importante”.

Muertes en cifras

El estudio publicado en The Lancet Planetary Health, cifra en 6,67 millones las muertes anuales asociadas a la contaminación del aire, quien es seguida por la del agua con 1,4 millones, más los 200.000 envenenamientos por plomo y 870.000 por químicos tóxicos en el trabajo.

Sin embargo, Kukpa indica que no hay que menospreciar el impacto por contaminantes tóxicos. “No lo sabemos, pero lo que está claro es que se está subestimando el impacto de este tipo de contaminación invisible”, agregó.

Por otro lado, Philip Landrigan, también autor del estudio y director del Observatorio Global de Contaminación y Salud del Boston College, considera que la contaminación es “la mayor amenaza existencial para la salud humana y planetaria y pone en peligro la sostenibilidad de las sociedades moderna”.

Además, la directora de GAHP, manifiesta la contaminación como un problema global. “La polución está cruzando las fronteras y está entrando incluso en el sistema de alimentación global, como ocurre con algunos metales pesados y el arsénico”.  De igual forma, cree que el comercio internacional propaga esta situación, por lo que insta a actuar en el punto de origen. @mundiario

El número de muertes por contaminación ambiental supera las cifras del coronavirus
Comentarios