La cumbre del clima aprueba un nuevo fondo para compensar a los países más vulnerables

Intervención de Sultán al Jaber, presidente de la COP28, durante la cumbre del clima de Dubái. / RR SS.
Intervención de Sultán al Jaber, presidente de la COP28, durante la cumbre del clima de Dubái. / RR SS.

El Banco Mundial asumirá la tarea de supervisar y gestionar este nuevo instrumento que debe ayudar a los países más pobres que son afectados por el cambio climático.

La cumbre del clima aprueba un nuevo fondo para compensar a los países más vulnerables

Los representantes de casi 200 países participantes en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP28), que se celebra en Dubái, han logrado un hito significativo al acordar la creación de un nuevo fondo de pérdidas y daños. Este mecanismo tiene como objetivo compensar a las naciones que son especialmente vulnerables a los desastres causados por la crisis climática, a pesar de nos las principales responsables de ella. Sultán al Jaber, presidente de la cumbre del clima, ha calificado este acuerdo como “histórico”.

La iniciativa para establecer este mecanismo surgió en la cumbre anterior celebrada en Sharm el Sheij, Egipto, hace un año. Sin embargo, el modo de funcionamiento del fondo quedaba pendiente de determinar, y este aspecto se ha resuelto en el primer día de la conferencia en Dubái.

El Banco Mundial asumirá la tarea de supervisar y gestionar el fondo, cuyo propósito principal es ayudar a los países en desarrollo más afectados por el cambio climático. Este apoyo abordará pérdidas, daños económicos y no económicos causados por fenómenos meteorológicos extremos, evolución lenta del clima y otros efectos adversos, como la subida del nivel del mar.

La incertidumbre sobre quién financiaría este fondo ha estado presente desde el principio. Aunque se insta a los países desarrollados a liderar las contribuciones, el acuerdo permite que otras naciones también participen. China, como la principal emisora de gases de efecto invernadero en la actualidad, está en el foco de atención.

Donaciones y préstamos

El fondo estará abierto a diversas fuentes de financiación, incluidas donaciones y préstamos en condiciones favorables, tanto de fuentes públicas como privadas. Este enfoque deja la puerta abierta a posibles instrumentos futuros que graven a las empresas o actividades más responsables del calentamiento global.

El texto aprobado insta al Banco Mundial a tener el mecanismo en funcionamiento en el próximo año. Emiratos Árabes Unidos y Alemania han anunciado contribuciones iniciales de 100 millones de dólares cada uno, y los Veintisiete, en conjunto, aportarán al menos 225 millones. Aunque la cifra exacta de cada nación se anunciará en los próximos días, este compromiso financiero refleja la importancia atribuida al fondo.

A pesar del éxito del acuerdo, algunos críticos, como Tracy Carty de Greenpeace Internacional, señalan que el fondo se queda corto para abordar las necesidades reales de las comunidades más afectadas y destacan la importancia de garantizar que los países más ricos y la industria de los combustibles fósiles asuman la mayor responsabilidad financiera. @mundiario

Comentarios