¿La cultura del reciclaje está presente en España?

Contenedores de reciclaje / RR SS
Contenedores de reciclaje. / RR SS

La empresa líder en la venta de vegetales, Florette, adquirió un compromiso con el medio ambiente y creó envases 100% reciclables.

¿La cultura del reciclaje está presente en España?

El pasado 17 de mayo se celebró el Día Mundial del Reciclaje, una fecha clave para concientizar e informar a la población sobre la importancia de separar los residuos, dar una segunda vida a los productos e, incluso, tener un consumo responsable con el maltrecho medioambiente.

Sin embargo, la política de reciclaje no debe estar solo centrada en los consumidores. De hecho, si las industrias adoptaran estas medidas habría un cambio positivo en el entorno.

Es el caso de Florette, una empresa de origen navarro que pretende dar cátedra respecto a las políticas de economía circular y de las 3 R: Reducir, Reutilizar y Reciclar. Y es que sus envases de ensaladas listas para consumir son 100% reciclables y con un 15% menos de plástico, una medida que, según la firma, ha ayudado a retirar del mercado 160 toneladas de este material cada año.

En una entrevista concedida a MUNDIARIO, Sonia Muro, manager de envases y embalajes de Florette, relata parte de la filosofía de la empresa y la importancia del reciclaje en la sociedad.

- En lo referente al reciclaje de los envases, ¿qué aspectos debe tener en cuenta el consumidor a la hora de hacer la compra?

- Desde nuestro punto de vista, el reciclaje debe convertirse en un hábito diario en la sociedad y para ello es clave la información. Según la última encuesta realizada dentro de la campaña Comer Bien Para Ser Feliz, pudimos observar que solo el 33% de los españoles tiene en cuenta la reciclabilidad de los envases a la hora de llenar su cesta de la compra. Por tanto, a la hora de hacer la compra, el consumidor tiene que ser consciente del material que adquiere y saber a qué contenedor debe depositarlo, ya que hay envases que están compuestos por plástico solo o mezcla con otros materiales, como el papel. En este caso, es fundamental saber separar dichos materiales para su correcto reciclaje.

Para facilitar esta tarea, hay envases más fácilmente reciclables que otros. Y este es el caso de Florette. Nuestros boles de Ensaladas Completas son los únicos del mercado de IV gama en España que, actualmente, indican que son 100% de origen reciclado y reciclables. Asimismo, hemos trabajado en hacer reciclables algunas de las referencias de ensaladas listas para consumir y al mismo tiempo hemos logrado reducir un 15% de plástico, retirando del mercado 160 toneladas de este material cada año.

 

- ¿Y una vez que ha dado uso al envase y quiere desecharlo?

- La clave está en hacer un uso responsable y circular del plástico, por eso es fundamental que los consumidores sepan utilizar correctamente los contenedores. En el contenedor amarillo hay que depositar los envases de plástico, latas de conservas y refrescos. Por lo tanto, en este incluiríamos los envases de nuestras ensaladas. En el azul, todos los desechos de papel y cartón limpios, mientras que al verde van los envases de cristal, aunque sus tapas deben depositarse en el amarillo.Por último, en el contenedor marrón, los consumidores deben desechar los restos biodegradables y plásticos compostables. El problema de estos últimos reside en que el 70% de los españoles todavía no tiene acceso al contenedor marrón, que es el encargado de llevar esos materiales a plantas especializadas que reúnen las condiciones idóneas para realizar el compostado. Por lo tanto, dicho material se fragmenta en microplásticos y acaba en el medio marino, donde no se puede degradar.

- ¿Qué ventajas aporta el plástico frente a otros materiales a nivel medioambiental?

- Hay mucho desconocimiento en torno a este tema, pero el plástico aporta diversas ventajas en comparación con otros materiales a nivel medioambiental. Por ejemplo, al ocupar menos espacio que el cartón o el vidrio, permite almacenar más capacidad en los camiones encargados del transporte, lo que supone menos viajes y, como consecuencia, se reduce la huella de carbono.

Por otro lado, en un sector como es de la alimentación y en concreto con productos frescos como es el nuestro, es esencial tener en cuenta las características de los materiales para mantener la calidad y conservación de los alimentos teniendo siempre presente la seguridad alimentaria. En este sentido, hemos realizado diferentes pruebas, y el plástico es la opción más resistente y adecuada ya que garantiza la conservación de los vegetales, alargando su vida útil, evitando el desperdicio y garantizando a la seguridad alimentaria.

- ¿Qué tan importante es hoy el papel de las empresas respecto al reciclaje?

- Desde el campo, pasando por los centros de producción, hasta a nivel mercado con nuestros productos, parte de la filosofía de Florette se basa en la economía circular, y en concreto en las 3Rs (reducir, reciclar y reutilizar). Aunque otro de los objetivos que perseguimos es la eco-innovación, a través de la búsqueda de materiales alternativos que garanticen las mismas condiciones de frescura y seguridad alimentaria que ofrecemos en la actualidad. Paralelamente, en Florette trabajamos para potenciar el ecodiseño de nuestras ensaladas, fomentando la reciclabilidad y reduciendo las micras de los envases.

Es fundamental que, como empresas del sector agroalimentario, enfoquemos parte de nuestra estrategia en fomentar la sostenibilidad y, por supuesto, el reciclaje. En nuestro caso, estamos inmersos en Zero Plastics, un proyecto en el que participamos junto a otras siete empresas. Su objetivo es investigar soluciones de envasado sostenibles mediante nuevos envases no plásticos, biodegradables, reciclados y reciclables 100% que garanticen las propiedades de los alimentos.

8 de cada 10 españoles se sienten más felices sabiendo que contribuyen al cuidado del medioambiente.

- ¿Se observa en el sector agroalimentario a un consumidor que cada vez valora más la sostenibilidad de los productos y de sus envases?

- Así es. Una de las tendencias que más se ha visto reforzada entre los consumidores durante estos últimos años ha sido la de la sostenibilidad. La encuesta que realizamos dentro de la campaña ‘Comer Bien Para Ser Feliz’ reveló que 8 de cada 10 españoles se sienten más felices sabiendo que contribuyen al cuidado del medioambiente. Asimismo, del estudio se desprende que el 45% de los encuestados trata de comprar productos de cercanía y de origen nacional. En este sentido, los vegetales de Florette se cultivan en España, con más de 2.000 hectáreas de campos adaptados a la estacionalidad, repartidos por todo el territorio nacional y con el apoyo de seis centros de producción en Navarra, Tarragona, Murcia, Toledo y Canarias.

Precisamente, nuestras prácticas sostenibles comienzan en el campo. Garantizamos la producción de alimentos minimizando la presión sobre los recursos naturales, al realizar un adecuado manejo y conservación del entorno. De este modo, proporcionamos alimentos sanos, manteniendo la productividad, aumentando la biodiversidad y la fertilidad del suelo y reduciendo la huella de carbono. Así, reutilizamos el agua de lluvia en nuestros cultivos y utilizamos fertilizantes naturales de residuo cero. Estas prácticas nos han posicionado como la primera empresa de IV gama que recibe la certificación de AENOR de Producción de Cultivo Sostenible. Este sello reconoce el trabajo diario y constante de nuestros profesionales y también la responsabilidad de continuar produciendo vegetales agrosostenibles por el bien de nuestros consumidores y, por ende, del planeta.

Igualmente, en Florette cultivamos en base a referenciales como Global Gap, Grasp, Leaf Marque y Referencial Florette. Todo ellos aseguran que los productos se cultivan bajo prácticas agrícolas que garantizan la seguridad alimentaria y el respeto al medioambiente, con medidas que van más allá de lo exigido por la ley.

Pero nuestro compromiso en sostenibilidad se aplica a toda la cadena de valor, incluidos los centros de producción en los que nos apoyamos. En ellos, se utiliza energía 100% renovable y estamos trabajando en proyectos de autoconsumo que nos permitan reducir todavía más el impacto de nuestra actividad en el entorno.

En definitiva, dada la naturaleza agrícola de Florette, trabajamos constantemente para tratar de devolver a la tierra todo lo que nos ofrece. Por ello, contribuimos al desarrollo sostenible en todos los ámbitos de influencia de nuestra actividad y llevamos a cabo prácticas respetuosas con el medioambiente.

La compañía que inició su actividad en Navarra hace más de 30 años está comprometida a brindar una alimentación saludable a la vida de las personas, sin menospreciar el impacto que los plásticos generan al medio ambiente. @mundiario

476 kg de residuos por habitante en España

Un informe con datos de generación y gestión de residuos municipales en la Unión Europea, publicado por la Oficina Europea de Estadística, Eurostat, reveló que en 2021 se generaron 224,5 millones de toneladas de estos residuos, unos 502 kg por persona, en territorio comunitario.
 
España, con una generación de unos 476 kg por habitante, se ubicó por debajo de la media de la UE, ocupando la decimoquinta posición en cuanto a la generación, una tendencia que se ha mantenido durante varios años. En concreto, los datos recabados entre 2005-2019 demuestran que mientras en la UE la generación apenas ha sufrido una leve disminución de un 1%, en España esta cifra se ubica en torno al 19%. 

¿La cultura del reciclaje está presente en España?
Comentarios