¿Cuáles son las playas con más microplásticos de Catalunya?

Playa Sant Sebastià / Ayuntamiento de Barcelona
Playa Sant Sebastià / Ayuntamiento de Barcelona

El proyecto de investigación continuará en el futuro y se expandirán las zonas del muestreo hasta llegar a la costa de Euskadi.

¿Cuáles son las playas con más microplásticos de Catalunya?

Un nuevo estudio presentado por los miembros del Grup de Recerca Consolidat (GRC) en Geociencias Marinas de la Facultad de Ciencias de la Tierra de la Universitat de Barcelona (UB) y la ONG Surfrider Foundation Europe, manifiesta una amplia presencia de microplásticos en las playas catalanas, mismos que en ciertos momentos del año, superan las medias registradas en el Mediterráneo y en el resto del mundo.

La investigación basada en la recolección de muestras durante siete meses, desde octubre del 2020 hasta junio del 2021, por voluntarios que recorrieron las 14 entidades de Catalunya, empezando en Llançà hasta llegar l'Ametlla de Mar. Misma que indica que las playas más contaminada por estos microplásticos son las de Sant Sebastià, Nova Icària y Llevant, esto debido a las “variaciones en las condiciones meteorológicas y oceanográficas; una influencia mayor de las riadas en épocas de lluvia intensa; la proximidad de zonas urbanas muy pobladas y de gran afluencia turística estacional, o el efecto concentrador de zonas limitadas por espigones o puertos”.

Por su parte, William P. de Haan, investigador de la UB y primer autor del artículo, sostiene que “las playas de la Mar Bella o San Sebastià, en Barcelona, se suelen encontrar más resguardadas del viento y el oleaje por estas construcciones y podrían retener y acumular más microplásticos que zonas más expuestas, hecho que indica un tiempo de residencia más prolongado".

Se compara con el Mediterráneo

Al respecto, Anna Sanchez-Vidal, profesora e investigadora de la UB, plantea que las concentraciones medianas que han encontrado cerca de la costa “son superiores a las de fuera de las zonas de baño”, superando por momentos, la magnitud de las medias del Mediterráneo.

Asimismo, los investigadores identificaron que en Llançà y en Castelldefels baja la tendencia “entre enero y febrero, producto de las corrientes superficiales y vientos que reducen los microplásticos flotantes, y una tendencia al alza justo antes y después de los meses de verano".

En este sentido, los casi 25.000 microplásticos recogidos indican, según los autores, que "tiene que haber procesos que tiendan a concentrar o retener los plásticos cerca de la costa". Además, han aportado detalles y características consistentes con las medidas, color, forma y composición de los mismos.

Origen de los microplásticos

La mayoría de estos plásticos son fragmentos y láminas que corresponden a la ruptura de piezas más grandes, sin embargo, también hubo un 11% de rastros de espumas y filamentos pertenecientes a envases de alimentos y actividades pesqueras.

"Hemos podido identificar fragmentos y láminas de polietileno, provenientes de la fragmentación de bolsas; fragmentos de polietileno y polipropileno, resultantes de la fragmentación de envases o botellas; fragmentos de poliestireno expandido, utilizados en envases de alimentos; filamentos de artes de actividades pesqueras, fragmentos de césped artificial”, señaló Sanchez-Vidal. @mundiario

¿Cuáles son las playas con más microplásticos de Catalunya?
Comentarios