¿Baleares saturada? Así son las nuevas medidas limitantes del turismo

Calò des Mort, Islas Baleares. / Mundiario
Calò des Mort, Islas Baleares. / Mundiario

Tres cruceros por día, reducción del número de plazas hoteleras y un número máximo de vehículos a los cuales se les permite la entrada.

¿Baleares saturada? Así son las nuevas medidas limitantes del turismo

Las Islas Baleares, uno de los destinos más populares de España y Europa en general, han puesto un límite para el número de visitantes, pues cada año sus residentes denuncian una sensación de saturación y asfixia que va en contra de su calidad de vida. Y es que los más de 16 millones de visitantes que llegan a sus costas, generan residuos, colapsan carreteras y llenan las playas; por tanto, las autoridades del archipiélago han dibujado un nuevo modelo limitante del turismo, cuyo objetivo es el de eliminar una parte de las 625.000 plazas hoteleras que actualmente existen en la región. Esta ley pionera puede extenderse a largo plazo, a unos 40.000 hoteles obsoletos, de baja categoría.

Por su parte, Francina Armengol, presidenta del Gobierno de las Islas Baleares, considera que el archipiélago “ya no puede crecer en cantidad”. Pensamiento al que se ha sumado el conceller de Model Económic, Iago Negueruela, pues ha manifestado que, “unas pequeñas islas en medio del Mediterráneo han alzado la voz sobre cómo debe ser el modelo turístico”.

“Los índices de calidad turística demuestran que los visitantes valoran cada vez más la experiencia. Y las malas experiencias, como la saturación de coches en esas zonas emblemáticas, son muy negativas en un mundo que vive en las redes”. “Hay que caminar hacia un modelo más sostenible, de valor añadido y centrado en la circularidad”, agregó Negueruela.

Límites a los cruceros

En este sentido, el Puerto de Palma ha sido, hasta ahora, el único que ha decidido limitar el número de barcos que pueden atracar, cifrándolos en tres por día, de los cuales solo uno podrá superar los 5.000 pasajeros.

Y es que, los cruceros han generado malestar en Mallorca debido al impacto medioambiental que causan, pues presentan grandes emisiones contaminantes a la atmosfera, vierten sus aguas residuales y consumen cantidades de agua potable. De hecho, el sector ecologista de la región lleva años reclamando medidas tajantes. Amadeu Corbera, presidente del Grupo d’Ornitologia Balear (GOB), entidad conservacionista del archipiélago, señaló que “estamos ante la sensación evidente de que hemos sobrepasado toda nuestra capacidad”.

Los coches también han tenido sus restricciones, pues estos suelen colapsar las carreteras y los espacios naturales. Formentera lleva cuatro veranos con un cupo diario de vehículos de entrada; solo se permite el acceso a 10.956 vehículos entre coches y motos para una isla con menos de 12.000 habitantes fijos.

Sin embargo, Ibiza y Menorca se quieren sumar a esta nueva medida y ya se han realizado las primeras reuniones entre alcaldes y Consells para implantar la ley en estas otras dos islas. Ibiza tiene más de un coche por habitante, lo cual es “algo insostenible”, según el presidente del Consell, Vicent Marí (PP). Alcaldes de las dos principales fuerzas políticas insulares, PP y PSOE, están de acuerdo en poner un ‘numerus clausus’ en verano. @mundiario

¿Baleares saturada? Así son las nuevas medidas limitantes del turismo
Comentarios