La alianza de civilizaciones y los retos del siglo XXI

Miguel Angel Moratinos y Antonio Guterres, en la sede en Nueva York de Naciones Unidas.
Miguel Angel Moratinos y Antonio Guterres, en la sede en Nueva York de Naciones Unidas.
El Parlamento Centroamericano está contribuyendo a la respuesta a la crisis del Covid19 y las tensiones sociales desatadas por el efecto de los huracanes "Eta" e "Iota" en Centroamérica.
La alianza de civilizaciones y los retos del siglo XXI

El secretario general de las Naciones Unidas, el ex primer ministro portugués Antonio Guterres, pronunció un importante discurso al inicio de la pandemia del Covid19 advirtiendo de las consecuencias sanitarias, económicas y sociales de la emergencia sanitaria y previendo la consiguiente inestabilidad política que crearía y la previsible agudización de los distintos conflictos bélicos en el planeta. En este sentido el secretario general de las NNUU Antonio Guterres hizo un llamado a un "alto el fuego" mientras durase la epidemia para poder concentrar todos los recursos y esfuerzos en asistir a la población afectada, en especial en las regiones más vulnerables (Medio Oriente, Latinoamérica, Europa Oriental, Asia y África). Los dramáticos conflictos actuales en Ucrania, en varios estados de África o el recrudecimiento de la situación en Oriente Medio dan fe ahora de como la epidemia de Covid19 ha tensionado y convulsionado la relación entre los países agravando problemas y desafíos. Las Naciones Unidas, a través de la Organización Mundial de la Salud con sede en Ginebra, han estado desplegando una amplia batería de medidas para incentivar la respuesta coordinada de los países ante el nuevo coronavirus así como proveer a aquellos estados más necesitados de vacunas, material médico y sanitario con envíos periódicos. En el plano sanitario - con recursos limitados y graves problemas de financiación a la OMS - las Naciones Unidas han dado un ejemplo al esforzarse por promover la cooperación y la solidaridad como vías para poder frenar y vencer la epidemia así como restablecer la Paz y el dialogo entre países y culturas diversas en la Comunidad Internacional.

El aumento de la carestía de los alimentos a nivel global - según la FAO, el alza mas elevada en las últimas décadas - ha contribuido a deteriorar aún más la situación en el plano político y de seguridad, tal y como vaticino el secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, la situación se ha radicalizado gravemente en varias regiones del planeta. La violencia está aflorando desde las calles de Johannesburgo a La Paz. El deterioro económico de las poblaciones unido a la conmoción provocada por el gran número de afectados por la epidemia sumado al alza de los alimentos y las materias primas ha polarizado los conflictos y reabierto tensiones latentes.

Miguel Ángel Moratinos, el respetado diplomático Alto Representante de Naciones Unidas para la Alianza de Civilizaciones, ha impulsado en estos tiempos complejos el accionar de esta iniciativa de dialogo intercultural e interreligioso. Esta iniciativa promovida en su día por el ex Presidente español José Luis Rodríguez Zapatero y el Presidente turco Recip Tayyip Erdogan se está mostrando como una herramienta muy útil para rebajar tensiones, abrir cauces de dialogo y promover la concertación en diversos foros internacionales en esta pandemia mundial y con varios conflictos bélicos abiertos en diferentes áreas del planeta. La amplia experiencia del ex ministro de asuntos exteriores español y ex alto representante de la UE en Medio Oriente están siendo claves para establecer una diplomacia preventiva desde la sede de NNUU en Nueva York donde se encuentran las oficinas de esta agencia de Naciones Unidas.

El Parlamento Centroamericano está contribuyendo a la respuesta a la crisis del Covid19 y las tensiones sociales desatadas por el efecto de los huracanes "Eta" e "Iota" en Centroamérica. Desde gestionar la donación de vacunas para el coronavirus con varios estados nacionales y organismos internacionales a servir de foro de diálogo entre los países del SICA - Sistema de Integración Centroamericana - la labor del Parlamento Centroamericano, en colaboración en muchas ocasiones con agencias de Naciones Unidas como UNICEF o la FAO está siendo clave para la recuperación de Centroamérica. En esta línea el Presidente del Parlamento Centroamericano, Guillermo Daniel Ortega Reyes, ha iniciado los trámites oficiales para la incorporación como Organización Internacional con el estatuto de Observador a Naciones Unidas del Parlamento Centroamericano. En este proceso, como en el de la reconstrucción de Centroamérica tras la epidemia de Covid19 y los huracanes provocados por el Cambio Climático la contribución de España puede ser una vez mas muy valiosa. El trabajo de los diplomáticos españoles en Naciones Unidas a favor de Centroamérica, en especial el del Embajador de España ante Naciones Unidas Agustín Santos - un gran amigo de Latinoamérica -,  es una contribución muy importante a la recuperación de Centroamérica y continua la línea marcada por el Presidente Pedro Sánchez en su discurso en junio de 2021 en San José de Costa Rica ante la Cumbre España-SICA apostando por reforzar la integración regional centroamericana y sus instituciones, ampliar la relación España-Centroamérica y trabajar unidos en el marco multilateral de las Naciones Unidas ante los desafíos y retos del siglo XXI. La Alianza de Civilizaciones sin duda puede ser el puente y enlace ideal entre las diversas regiones y culturas del planeta para afrontar y superar unidas y en colaboración los desafíos y retos - cambio climático, epidemias, guerras, etc - del siglo XXI.

La alianza de civilizaciones y los retos del siglo XXI
Comentarios