2400 millones de mujeres no tienen igualdad económica, según el Banco Mundial

Cartel promocional del informe / Banco Mundial
Cartel promocional del informe / Banco Mundial

'La mujer, la empresa y el derecho 2022' es el más reciente informe sobre el análisis de la discriminación de la mujer en la economía internacional.

2400 millones de mujeres no tienen igualdad económica, según el Banco Mundial

Uno de los movimientos sociales más grandes del último siglo es la lucha por la igualdad de género, que busca un trato justo para hombres y mujeres de acuerdo con sus necesidades particulares, razón por la que fue incluído como uno de los objetivos mundiales de la Agenda 2030. Pese a los esfuerzos, el informe La mujer, la Empresa y el Derecho 2022, elaborado por el Banco Mundial, sacó a relucir que “2400 millones de mujeres en edad de trabajar no tienen igualdad de oportunidades económicas” mismas que los hombres.

El informe tiene como fin medir el “progreso global hacia la igualdad de género en 190 economías, identificando las leyes y regulaciones que limitan e incentivan la participación de la mujer en la economía”, detectando que durante el último año, 23 países hicieron reformas en sus leyes para promover la inclusión económica del sector femenino. Mari Pangestu, Directora Gerente de Políticas de Desarrollo y Alianzas del Banco Mundial, aprovechó para recalcar que el desarrollo sustentable, resistente e inclusivo, es la clave para que las mujeres puedan explotar su potencial y obtengan beneficios de manera equitativa.

Entre las áreas que el informe analiza, se encuentran Movilidad, Trabajo, Remuneración, Matrimonio, Parentalidad, Empresariado, Activos y Jubilación, permitiendo determinar el progreso mundial en el tema de igualdad de género. Entre los puntos más destacables del documento, se encuentra el contraste entre las leyes que figuran en los códigos y la realidad de las condiciones que viven las mujeres, enfatizando que solamente 12 países pertenecientes a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), garantizan la igualdad entre hombres y mujeres en el acceso a puestos de representación política.

¿Qué cambios se hicieron para mejorar las condiciones de las mujeres? 

El informe del Banco Mundial reporta que las principales reformas se centraron en la protección de la mujer contra el acoso sexual laboral, discriminación por razones de género, y en general de las limitaciones laborales para mujeres (pues se dictaminó que en 86 países las mujeres aún se enfrentan a restricciones laborales), así como la extensión del periodo de licencia para nuevos padres y madres.     

Al respecto, La mujer, la empresa y el derecho 2022 determina que una de las claves de la desigualdad económica de la mujer tiene origen en el hogar, pues en 118 países se garantiza la remuneración de la licencia maternal durante 14 semanas, sin embargo en el caso de los padres, únicamente se les paga una semana aproximadamente. Entre los pocos países que ofrecen licencias remuneradas a ambos progenitores se encuentran España, Colombia, Georgia y Grecia, apelando a un equilibrio entre la vida personal y profesional.

Precisamente, a partir del 1 de enero de 2021 se estipuló que en España los permisos de paternidad serán idénticos a los de maternidad, con una duración de 16 semanas, lo que ha convertido al país en uno de los principales promotores de este tipo de derechos. Parte primordial de está ley es transmitir la ideología colectiva referente a la obligación de los padres de cuidar a sus bebés, acción que en generaciones pasadas era considerada exclusiva de las mujeres.

Europa lidera la equidad económica de género 

Conviene destacar que el reporte del Banco Mundial califica a la región europea como una de las mejores economías en materia de igualdad de género, pues además de las licencias remuneradas, Ucrania modificó el rango de edades para la jubilación con pensión completa, consiguiendo que tanto hombres como mujeres puedan hacerlo desde los 59 años y seis meses de edad.

En tanto a las regiones de Asia y África, Pakistán eliminó las restricciones de trabajo nocturno para las mujeres, mientras que Gabón dió luz verde a la nueva ley que permite a las mujeres elegir donde vivir y trabajar sin necesidad de una autorización por parte de sus maridos. Mientras tanto, en Angola se promulgó la ley que penaliza el acoso laboral, por lo que se considera que ambas regiones han tenido mejoras significativas, pero viéndose rezagadas en contraste al resto de continentes.  

A modo de conclusión, el informe subraya que las leyes y la Agenda 2030 per se no son suficientes para generar un cambio social profundo, siendo necesarias su correcta aplicación, así como un cambio en las normas sociales, culturales y religiosas. @mundiario

2400 millones de mujeres no tienen igualdad económica, según el Banco Mundial
Comentarios