Buscar

MUNDIARIO

Zapatero continúa su lucha por encarrilar el diálogo entre Maduro y la oposición

El expresidente del Gobierno español vuelve a aparecer como mediador mientras la oposición sigue reacia a la negociación con el Ejecutivo.

Zapatero continúa su lucha por encarrilar el diálogo entre Maduro y la oposición
José Luis Rodríguez Zapatero, expresidente del Gobierno español y Nicolás Maduro, presidente de Venezuela. / Twitter
José Luis Rodríguez Zapatero, expresidente del Gobierno español y Nicolás Maduro, presidente de Venezuela. / Twitter

José Luis Rodríguez Zapatero ha llegado este martes a Venezuela para continuar su lucha por encarrilar el diálogo en la nación. El expresidente del Gobierno de España ha tomado protagonismo como mediador en el conflicto entre el Ejecutivo de Nicolás Maduro y la oposición venezolana, en miras de resolver de forma pacífica la crisis que azota al país caribeño. Mientras tanto, la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), principal coalición opositora al régimen, sigue reacia a la negociación y ha insistido en que el político español es una figura demasiado cercana a Maduro.

Las gestiones de Zapatero como intermediario en la disputa política en Caracas han tomado un nuevo impulso luego de que la semana pasada el mandatario venezolano dejara ver desde República Dominicana su voluntad por retomar el diálogo con sus detractores, tras aceptar una sugerencia hecha por el español, según indicó el propio Maduro.

Sin embargo, los líderes opositores agrupados en la MUD, han dejado claro que de momento no creen que exista espacio para las conversaciones con Maduro, al tiempo que han establecido clausuras contundentes para ceder ante la petición del jefe de Estado: la presentación de una agenda electoral que incluya una fecha concreta para las elecciones presidenciales previstas para 2018, la reestructuración​ del Poder Electoral de una forma más equilibrada, la liberación de presos políticos, el levantamiento de las inhabilitaciones a dirigentes opositores y el cese a la persecución.

Así mismo, la oposición venezolana ha hecho hincapié en que las negociaciones deberán estar amparadas por la lupa internacional, y en ese sentido, destacan la necesidad de buscarle un contrapeso a Zapatero, quien a su juicio, es un delegado más del régimen de Maduro.

Con estas condiciones, la MUD busca cubrir sus espaldas para asegurar que detrás de la "buena voluntad" de Nicolás Maduro para reanudar el diálogo no se encuentre una estrategia para ganar tiempo a su favor. Y, además, se cuida de no repasar los mismos errores cometidos el año pasado, cuando fue atendida una llamada de diálogo con la mediación del Vaticano, y luego el Gobierno terminó incumplimiento los acuerdos fijados en la reunión.

MUNDIARIO te ofrece suscribirte a otros análisis de Política.