Yemen: avanzan las negociaciones con Naciones Unidas tras victoria de la rebelión Houthi

Manifestación de partidarios del movimiento Houthi marcharon en Saná el 11 de febrero, conmemorando el IV aniversario de la caída del dictador Saleh. / Reuters - Khaled Abdullah
Manifestación de partidarios del movimiento Houthi marcharon en Saná el 11 de febrero, conmemorando el IV aniversario de la caída del dictador Saleh. / Reuters - Khaled Abdullah

Las Naciones Unidas afirmaron que las partes enfrentadas en Yemen acordaron la formación de un consejo de transición para poner fin al vacío político del país árabe.

Yemen: avanzan las negociaciones con Naciones Unidas tras victoria de la rebelión Houthi

Las Naciones Unidas afirmaron que las partes enfrentadas en Yemen acordaron la formación de un consejo de transición para poner fin al vacío político del país árabe.

En medio de la revuelta de las milicias shiitas, grupo rebelde liderado por Abdelmalek al Huti, que habían tomado Saná, la capital yemení, tuvo que renunciar el presidente Abd Rabu Mansur Hadi y todo su gabinete, el pasado 21 de enero.

En las semanas previas, la insurgencia Houthi, cuyo bastión de resistencia está en el norte del país, tomaron siete provincias rodeando los cuarteles militares. Yemen es un estado clientelar de los Estados Unidos, que incursiona unilaterlamente con drones y comandos contra AQPA (Al Qaeda de la Península Arábiga), dependiente económicamente de Arabia Saudita, que ve con alarma como los shiitas tomaron el gobierno.

Horas antes de la renuncia del gobierno, arribó a Saná el mediador de las Naciones Unidas especializado en Yemen, Jamal Benomar, para buscar una salida política a la crisis de gobierno.

La Asamblea del Pueblo, tal como se bautiza al consejo de transición, reemplaza provisoriamente al parlamento yemení disuelto el pasado 6 de febrero, tras los intensos combates.

Los 301 miembros de la Cámara de Representantes, integrado por el antiguo partido gobernante, permanecerán en sus lugares, mientras que la Cámara Alta será conformada por el consejo, que incorporará una apertura política sumando a partidos independientes, minorías tribales y confesionales, como a las mujeres y a los jóvenes, marginados por el conservadurismo sunita.

En principio, las funciones del Ejecutivo serán adoptadas por un consejo de cinco miembros, por el plazo máximo de dos años, tiempo en el cual deberán realizarse elecciones generales. Pero la revolución fue llevada adelante por la minoría shiita y la estabilidad depende de la actitud de las monarquías de la región.

El Consejo de Cooperación del Golfo, integrado por seis miembros, se vio convulsionado por el vacío de poder en Yemen, y alertados por la insurgencia shiita amenazan con una posible intervención militar, propuesta por Arabia y los Emiratos Arabes Unidos. Estos dos países retiraron a los embajadores de Saná.

Los Houthis advirtieron a las Naciones Unidas que no actúe de acuerdo a las ambiciones de los poderes regionales, "que buscan eliminar la voluntad del pueblo de Yemen en flagrante violación de las convenciones internacionales que penan la injerencia en asuntos internos" por terceros, señaló Abdul-Malik al-Houthi, líder de los rebeldes.

Quiénes son los houthis?

Los houthis conforman un tercio de los 25 millones de la población yemení. Durante todo un milenio, hasta 1962, se rigieron según las normas de la rama shiita del Zaydismo, surgido en el siglo VII, que reconoce a los cuatro primeros imames, pero no al quinto, Muhammad al-Baqir, poniendo en su lugar a su hermano, Zayd ibn Ali, que en el 740 promovió una rebelión contra la opresión de la dinastía Omeya.

El movimiento rebelde nació en 2004, y toma su nombre del clérigo Hussein Badreddin al-Houthi, que lideró una revuela en la provincia de Saada, para preservar las tradiciones comunitarias y protestar por la discriminación del gobierno central del dictador Saleh. A fines de ese año al-Houthi fue asesinado por el ejército, y hasta 2010 se produjeron otros cinco estallidos hasta que se firmó un acuerdo de cese de hostilidades.

El movimiento Houti fue clave en la revolución popular que terminó con los 33 años de la dictadura de Ali Abdullah Saleh, y es la fuerza interna que más a combatido la presencia de Al Qaeda, eliminándolos de varias áreas del empobrecido país árabe.
 
El nombre del grupo es Ansar Allah (Partidarios de Dios), y más allá de diferencias teológicas sobre el imamato, es un movimiento cercano al llamado "Eje de la Resistencia", conformado por Irán, Siria y el libanés Hezbollah. No obstante, el apoyo material iraní nunca pudo ser demostrado, aunque fue un fantasma azuzado por el gobierno central para obtener billones por parte de Arabia y Estados Unidos.
 
Hussein Al-Bukhaiti, activista houthi, explica la particularidad nacional del movimiento:
 
No podemos aplicar el sistema iraní en Yemen simplemente porque los seguidores de la doctrina Shafi (suní) son mayores en números a los Zaydis

Bajo el liderazgo de Abdul Malik al-Houthi, los rebeldes encabezaron una protesta en agosto de 2014 contra el recorte de subsidios ordenados por el presidente Hadi, que impactaba a los más pobres del país, y el movimiento se ganó el apoyo de sectores sunitas, que comenzaban a protestar frente a los edificios gubernamentales.

En medio de las negociaciones, las fuerzas de seguridad abrieron fuego contra una protesta en Sanaa, dejando varios muertos y desatando la crisis que terminó con la renuncia de Hadi, el primer ministro y todo el gabinete.

Yemen: avanzan las negociaciones con Naciones Unidas tras victoria de la rebelión Houthi
Comentarios