Xiomara Castro promete refundar Honduras como un Estado “socialista y democrático”

Investidura de Xiomara Castro como presidenta de Honduras. / RR.SS
Investidura de Xiomara Castro como presidenta de Honduras. / RR.SS
En el Estado Nacional de Tegucigalpa, con invitados de la comunidad internacional, Castro ha jurado como presidenta y aseguró que su mandato sería “revolucionario”
Xiomara Castro promete refundar Honduras como un Estado “socialista y democrático”

Alrededor de las 12 del mediodía, hora local de Honduras, tuvo lugar la investidura de Xiomara Castro de Zelaya como la primera presidenta de un país que estuvo durante 12 años gobernado por la derecha tras el derrocamiento de Manuel Zelaya, el esposo de Castro, quien mandó desde 2006 hasta 2009 después de ser expulsado por una grave crisis política y fuertes escándalos de corrupción.

En su primer discurso como mandataria, procedió a desglosar las bases de lo que sería su próximo mandato de cuatro años, donde afirmó que refundaría a la nación bajo un Estado “socialista democrático” cuyas prioridades serán educación, salud, seguridad y empleo.

Afirmó que la comunidad internacional sería esencial para “arrancar de raíz la corrupción” y que su partido detendría la “vorágine de saqueo” que, según argumentó en su intervención, comenzó cuando su esposo fue derrocado del poder hace casi 15 años, y se perpetuó con el gobierno de Juan Orlando Hernández, presidente saliente cuyo mandato ha sido calificado de “narcodictadura”.

Hernández ha sido señalado por fiscales de Nueva York de mantener nexos con el crimen organizado, y tanto él como su hermano, el exdiputado Tony Hernández han sido acusados de narcotráfico. Tony permanece cumpliendo sentencia en EE UU por estos cargos, que ha negado al igual que su hermano.

En búsqueda del sueño americano

Uno de los mayores problemas que aqueja a Honduras, y que Castro buscaría revertir además de la corrupción, la violencia y el narcotráfico, es la migración de hondureños que huyen de las precarias condiciones de vida en sus hogares hacia el norte.

Castro prometió relanzar un país donde la pobreza alcanzó al 71 % de la población para 2021, según estimaciones de la organización no gubernamental Foro Social de la Deuda Externa y Desarrollo de Honduras (Fosdeh). Castro fue más allá, alegando que esa cifra es en realidad del 74 %.

“Esta cifra por sí misma explica la caravana de miles de personas que de todas las edades huyen para el norte, México y Estados Unidos, buscando un lugar y una forma de subsistir sin importar el riesgo para sus vidas”, dijo.

También otro de los factores principales es la elevada tasa de homicidios que se ubica en 40 asesinatos por cada 100.000 habitantes, en un país de 10 millones de persona, generadas por la presencia de las pandillas y de los cárteles de narcotráfico.


Quizá también te interese:

Una riña protagoniza la inauguración de la legistatura del nuevo Congreso de Honduras

Honduras gira hacia la izquierda tras el triunfo de Xiomara Castro en las elecciones


Crisis institucional de primera mano

Castro juró como presidenta ante la jueza Karla Lizeth Romero, después de negarse a asumir al cargo como estaba previsto, ante el presidente del Congreso. Esto se produjo de una tensa situación que derivó en una riña en la sede del legislativo, después de que 20 diputados del partido de Xiomara Castro, Partido Libertad y Refundación (Libre), rompieran un pacto para nombrar a uno de sus colegas, Jorge Cálix como presidente.

Esta propuesta fue respaldada por los demás diputados, de derechas en su mayoría. José Redondo, quien se juramentó posteriormente como presidente del Congreso de forma paralela y es el único al que Xiomara reconoce, estuvo a su lado durante el evento.

Respaldo internacional

El único mandatario centroamericano que asistió a la cita fue Carlos Alvarado, presidente de Costa Rica, quien se unió al rey Felipe VI a la lista de los invitados más resaltantes de la investidura, junto a la vicepresidenta de EE UU Kamala Harris y al propio Zelaya, quien se convirtió en el primer caballero de Honduras.

Pero a pesar de su buena relación con países democráticos, Xiomara Castro ha sido siempre muy cercana a sus aliados en Cuba y en Venezuela, Miguel Díaz—Canel y Nicolás Maduro. Una delegación venezolana, encabezada por el gobernador Héctor Rodríguez del estado de Miranda (centro), dijo presente en Tegucigalpa, desde donde informaron que Venezuela y Honduras “estrecharían lazos de cooperación” después de la investidura de Castro. @mundiario

Xiomara Castro promete refundar Honduras como un Estado “socialista y democrático”
Comentarios