Vuelve la tensión entre Estados Unidos y Cuba

Banderas de EE UU y Cuba. / RR SS
Banderas de EE UU y Cuba. / RR SS.
Las sanciones y el distanciamiento entre Estados Unidos y Cuba tiene a acentuarse como medida de presión para que la isla caribeña coopere contra el narcotráfico y el terrorismo. 
Vuelve la tensión entre Estados Unidos y Cuba

Las sanciones y el distanciamiento entre Estados Unidos y Cuba se han mantenido en el transcurso de los últimos 5 meses pese a las expectativas de que Joe Biden, una vez que ocupara el cargo de Presidente de Estados Unidos, tendría una manera de proceder similar a la de su antecesor, Barak Obama, con la isla caribeña.

Sin embargo, esas expectativas no se han cumplido: todas las sanciones económicas que les fueron impuestas a los cubanos en el periodo en que estuvo Donald Trump en la presidencia se han mantenido. Se trata de 240 medidas que se mantienen y hasta donde han hecho saber portavoces de la Casa Blanca, se van a mantener mientras no haya cambios, por parte del actor gubernamental cubano, en torno de asuntos relacionados con Derechos Humanos y colaboración con el terrorismo.

Cuba sigue en la lista negra de EE UU 

Ante la disposición por parte de la Casa Blanca de mantener a Cuba en su lista negra, la Cancillería cubana ha manifestado que con estas declaraciones “se intenta justificar las agresiones contra Cuba, incluido el inhumano bloqueo económico, comercial y financiero que sufre nuestro pueblo”, declaraciones que han sido emitidas después de que Julie Chung, Secretaria adjunta de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado de Estados Unidos, hiciera saber el rechazo, por parte del gobierno de su país, ante “la detención de artistas por ejercer su libertad de expresión”, a propósito de la detención de integrantes del movimiento San Isidro.

A lo anterior, es preciso mencionar que en el transcurso de la última semana Estados Unidos ha refrendado que Cuba, junto con otros 4 países, forman parte de la lista de países que “no cooperan” en pro de sumar “esfuerzos antiterroristas”.

Es por esto y por las decisiones que se han tomado, orientadas a mantener medidas para que el actor gubernamental cubano modifique sus maneras de proceder en el ámbito político, que se considera altamente probable que se continúe con una política de presión hacia el mismo, que se mantengan las sanciones y si bien se han tenido iniciativas, por parte de congresistas y senadores, de ambos partidos, con el fin tanto de flexibilizar como mantener la presión en el ámbito económico, todo parece indicar que, por lo pronto, la política de acercamiento que se mantuvo vigente en todo el periodo en que Obama fue Presidente, será postergada hasta tanto se tengan cambios que deberá ejecutar el actor gubernamental cubano. @mundiario

Vuelve la tensión entre Estados Unidos y Cuba
Comentarios