Vuelve el PSOE... con Rubalcaba, que no da un paso atrás sino adelante

Alfredo Pérez Rubalcaba, secretario general del PSOE.
Alfredo Pérez Rubalcaba, secretario general del PSOE.

Lo hace asistido por una guardia de cuatro personas, que mencionó por su nombre ante la Conferencia Política del PSOE: Ramón Jáuregui, Valeriano Gómez, Oscar López y Elena Valenciano.

Vuelve el PSOE... con Rubalcaba, que no da un paso atrás sino adelante

Vuelve el PSOE... con Rubalcaba, que no da un paso atrás sino adelante. Y lo hace asistido por una guardia de cuatro personas, que mencionó por su nombre ante la Conferencia Política del PSOE: Ramón Jáuregui, Valeriano Gómez, Oscar López y Elena Valenciano.

Al líder del PSOE –convencido de que los socialistas salen “unidos y con las ideas claras” de su conferencia política- le gustaría titular su cumbre de Madrid: “La reforma fiscal del PSOE pretende que los parados se olviden de Hacienda”. Podría ser un buen destacado, sin duda, pero sería mejor titular: “El PSOE tiene un plan para que España vuelva a crecer y crear empleo neto”. De ese modo titularía mejor para todos, incluidos los desempleados. Y si después quiere añadir el matiz socialista, según el cual “crecimiento sin igualdad es un desastre social y económico a medio plazo”, pues mejor todavía. Para todos.

Alfredo Pérez Rubalcaba tiene demasiados frentes internos a los que mirar y tal vez por eso se despista a menudo ante aquello que debe preocupar realmente a cualquier partido: la gente. Le pasa un poco lo mismo a Mariano Rajoy en el PP pero el líder popular o bien delega en Cospedal la gestión de los problemas o bien los elude, como si no fueran con él. Y, cuando menos, gana tiempo mientras administra el poder.

El líder socialista arrancó el discurso de clausura de su conferencia política diciendo que el PSOE ha vuelto y enseguida la tomó con el PP, al que atribuyó grandes mentiras. Habló tan rápido que parecía un poco agobiado por todo. Eso sí, aún enfermo, le echó ganas. Sobre todo para descalificar al Gobierno, que hizo muchas cosas “muy malas”, entre las que encontró dos especialmente “repugnantes”: la primera, echar a los emigrantes del sistema sanitario, y la segunda, cobrar las medicinas a los enfermos crónicos.

¿Pero no se trataba de conocer sus alternativas? Sobre eso Rubalcaba cree que el PSOE debe trabajar en la igualdad y en el futuro. El PSOE quiere reconstruir y construir España, con unidad y diversidad. Con Cataluña. Marcó mucho las diferencias con el PP, apeló a Europa, se abrazó al laicismo y levantó a los suyos de los asientos con algunas de sus iniciativas, entre ellas una nueva fiscalidad, la recuperación de la política social y la denuncia del Concordato con la Iglesia católica. Eso sí, la monarquía quedó a salvo. El PSOE reivindica su tradición republicana, pero defiende el pacto constitucional por la monarquía porque entiende que no hay apoyo suficiente a la república. Cuando menos, curioso. En definitiva, Rubalcaba mantuvo que vuelve el PSOE –“con igualdad y futuro”- y dio la impresión de quiere que vuelva con él al frente. Veremos. @J_L_Gomez

Vuelve el PSOE... con Rubalcaba, que no da un paso atrás sino adelante
Comentarios