Buscar

MUNDIARIO

¿Por qué Vox se utiliza para descalificar al que pacta con él y Podemos no?

Sánchez y el PSOE están tan felices con la aparición de Vox, como Rajoy y el PP lo estuvieron con la de Podemos, porque sirven a sus ansias se poder.

¿Por qué Vox se utiliza para descalificar al que pacta con él y Podemos no?
Caricaturas de Pedro Sánchez, Pablo Casado, Pablo Iglesias, Albert Rivera y Santiago Abascal. / Mundiario
Caricaturas de Pedro Sánchez, Pablo Casado, Pablo Iglesias, Albert Rivera y Santiago Abascal. / Mundiario

Firma

Raúl Saavedra

Raúl Saavedra

El autor, RAÚL SAAVEDRA, es colaborador de MUNDIARIO. Es ingeniero industrial por la ETSIIM. @mundiario

No preocupa a los partidos de izquierda la aparición de Vox porque los partidos extremistas tienen un techo y también por estrategia electoral que hoy en día parece ser lo único que importa. Sánchez y con él todo el PSOE ya depurado y sanchista, se han apresurado a definir al partido de Abascal como extrema derecha o incluso un paso más, como fascista. A partir de ahí todo fue felicidad en el socialismo porque los votos de derechas se dividirían entre dos y con la Ley Electoral que  nunca  quisieron modificar el PSOE ni el PP pese a las iniciativas de Ciudadanos y a lo injusta que es, aún con los mismos votos la derecha tendría menos escaños. Si además Sánchez logra incluir a Ciudadanos en la derecha, lo que denomina las tres derechas, los tres pasarian a ser identificados como fascistas y por lo tanto rechazados por aquellos socialistas de toda la vida que sin aprobar lo hecho por Sánchez nunca apoyarían al fascismo. El hecho de que Ciudadanos en realidad no hubiese pactado con Vox en Andalucía donde el partido de Abascal apoyó su coalición con el PP para evitar otra legislatura del PSOE, es lo de menos porque una mentira repetida muchas veces pasa a ser realidad, al menos para muchos votantes.

El PSOE ya había recibido esta medicina cuando aparece Podemos para dividir el voto de izquierda, aunque en este caso la derecha fue más responsable y señaló que una confluencia de fuerzas de extrema izquierda con nacionalistas minoritarios y liderada por alguien que decía ser comunista y había asesorado al chavismo, podía desestabilizar la democracia. Fue una vez más Albert Rivera quien trató que Sánchez hablase con Rajoy para lograr acuerdos entre fuerzas claramente constitucionalistas, europeístas, y del sistema, pero sin éxito. Lo que choca es que siendo Podemos tan de extrema izquierda como Vox de extrema derecha porque no hay nadie más que les sobrepase por los extremos, nadie descalifica a Sánchez por pactar con Unidos Podemos y todos los ataques se centran en sus pactos con los independentistas que se ven más graves y peligrosos en estos momentos. Averiguar porqué es gravísimo hablar con Vox cuando en cualquier caso lo grave sería pactar y según lo qué, y no vemos grave que Sánchez hable y pacte con presos acusados de graves delitos que piensa indultar o al menos se ha negado a comprometerse a no hacerlo cuando Albert Rivera se lo exigió como condición para seguir hablando, eso y que no volvería a pactar con ellos.

Si tenemos en cuenta que nuestra guerra civil terminó hace 80 años, la mundial hace 75, y que Stalin murió hace 66 años, es de suponer que entre los votantes hay muchos que desconocen el pasado o lo conocen de una sola fuente que es lo mismo que desconocerlo. Mi nieto, que gusta de hacer preguntas difíciles de responder, me preguntó que si tuviera que elegir a la fuerza entre Stalin y Hitler a quién elegiría. Mi respuesta fue que me consideraba incapaz de dar una respuesta, que nunca podría elegir a uno de esos personajes. Él insistió y me dijo que Stalin había matado y torturado 50 millones de personas y Hitler 10, que el comunismo solo llevó hambre y pobreza a todos los países donde estuvo implantado mientras Hitler, hasta que declaró la guerra, había terminado con el paro y la pobreza. Mi nieto es muy insistente y su planteamiento impropio de un menor, pero en lugar de explicarle lo que fue la guerra mundial, que ya se la enseñan en el colegio, le dije que aveces no hay que elegir entre lo malo y lo peor y la naturaleza arregla las cosas, que hoy el comunismo y el fascismo es algo desaparecido o residual que morirá solo. ¿por qué hablar de algo que no estará en nuestro futuro?¿no sería mejor hablar de programas y no de la historia? Y quede claro que mi nieto es un niño que se informa en internet para tratar de entender las cosas pero vive en EEUU donde todos son demócratas.

Luego, ya a solas, trataba yo de entender porqué no se puede pactar con la extrema derecha y si con la extrema izquierda, o mejor aún, porqué las fuerzas constitucionalistas no se ponen de acuerdo para reformar la Constitución en lo que haga falta, especialmente en fijar que competencias son intransferibles para que nadie negocie con ellas, y en poner en práctica esos 100 puntos en que coinciden los tres grandes partidos, asegurar las pensiones o un plan de enseñanza pactado como estuvo a punto de lograr Marta Rivera de la Cruz.

No se si los votantes darán la mayoría suficiente a la derecha, a Rivera con Casado, o a Sánchez con Iglesias, pero para reformas constitucionales harán falta todos. Que piensen que España es lo primero, y de esto saben las mujeres que están sobresaliendo en la campaña, Inés Arrimadas y la recién llegada Álvarez de Toledo, e incluso Irene Montero ha tomado la batuta en Podemos. Al que se ve muy solo es a Sánchez, falto de equipo después de la limpieza que hizo, mientras que a Rivera lo veo muy bien arropado y bien reforzado, y a Casado también rodeado de caras nuevas de la que sobresale, como dije, Cayetana Álvarez. Cada vez queda menos para saber quien resolverá el desafío catalán y sobre todo algo de lo que se habla poco, quien tiene un plan para bajar el paro del 15% al 5% en la legislatura. La derecha dice que bajando los impuestos, el centro lo mismo y acabando con el fraude, la economía sumergida y apoyando al autónomo, lo que también comparte la derecha, y la izquierda subiendo los impuestos a los ricos y repartiendo subvenciones, claro que nadie preguntó a los ricos si se dejarán o nos abandonará rumbo a Portugal o cualquier otro país. @mundiario