Vox contradice a las encuestas y conserva a su única diputada en el País Vasco

Amaia Martínez, candidata de Vox a las elecciones vascas. / RR.SS
Amaia Martínez, candidata de Vox a las elecciones vascas. / RR.SS
Tras destacar que su partido “ha revalidado el escaño” con un aumento significativo de votos, Abascal advirtió de que “no es una moda” y su formación "no será derribada”.
Vox contradice a las encuestas y conserva a su única diputada en el País Vasco
En un resultado inesperado según la mayoría de las encuestas, Vox ha logrado mantener su único escaño en el Parlamento vasco, superando las expectativas y mejorando sus resultados con respecto a las elecciones anteriores. A pesar del temor a que el voto útil favoreciera al Partido Popular (PP), el partido ultra ha incrementado su apoyo en más del 2 % de los sufragios y ha reunido más de 21.000 votos en el conjunto de Euskadi, comparado con el 1,96 % y 17.600 votos obtenidos en el pasado.

Además, Vox renovó su escaño por Álava, alcanzando el 3,71 % de los votos y 5.623 papeletas, frente a las 4.731 en 2020. Aunque no logró el mismo nivel de respaldo en Bizkaia y Gipuzkoa, lograr representación en la provincia menos poblada era crucial para su estrategia electoral, especialmente al dejar fuera del Parlamento a Podemos, con mayor respaldo en el conjunto de Euskadi.

Con el escrutinio completo en Álava, el líder de Vox, Santiago Abascal, compareció en el hotel Silken Ciudad de Vitoria, su cuartel general de la noche electoral, junto a su diputada Amaia Martínez. Los militantes presentes lo recibieron con aplausos y gritos de “¡presidente!”, reflejando un entusiasmo como si Vox hubiera sido el ganador de las elecciones.

Abascal, con seriedad, respondió a los cánticos de “misión cumplida” con una perspectiva más amplia, señalando que “ETA y el partido separatista vasco han ganado las elecciones”, atribuyendo esto a quienes se opusieron a ilegalizar a Bildu, haciendo referencia al PP. Tras destacar que su partido “ha revalidado el escaño” con un aumento significativo de votos, advirtió que “Vox no es una moda” y "no será derribado a pesar de los intentos de tantos”. Martínez, por su parte, expresó que el Gobierno que se formará en Vitoria “atemoriza a muchos vascos” y representa “lo peor posible”.

Estas elecciones eran fundamentales para Abascal y Vox. Álava es la “patria chica” del líder de Vox, donde nació y se inició en la política, y Euskadi, junto con Cataluña, es uno de los principales frentes de su lucha contra el nacionalismo separatista. Tras un tropiezo en las elecciones gallegas, donde los ultras no consiguieron entrar al Parlamento por primera vez, un mal resultado en Euskadi habría sido un revés político importante y habría dejado económicamente tocado al partido.

Los ultras salvan los muebles en Álava

“Seguiremos trabajando por esta tierra y representando a esos 21.000 valientes que han vuelto a confiar en nosotros”, celebró la candidata de Vox desde la sede de Vitoria, analizando los resultados electorales.

Abascal, aunque celebró el escaño de Vox, también advirtió sobre la gravedad de los resultados para España, considerando que el país está en los “últimos compases” de un “proceso de traición”. El líder ultra destacó que Vox ha “revalidado el escaño y ha vuelto a poner una pica en un Parlamento difícil”, con un incremento del 20 % en el número de votos. Al igual que Martínez, resaltó el crecimiento del partido contra todos los pronósticos, desmintiendo las encuestas y encuestadores que vaticinaban la desaparición de Vox.

Vox ha logrado representación en el Parlamento vasco con su escaño por Álava, donde obtuvo 5.623 votos, superando el 3% de los sufragios requeridos para la representación. Sin embargo, en Gipuzkoa y Bizkaia no alcanzó ese umbral, obteniendo el 1,5% y el 1,9% de los votos respectivamente, insuficientes para lograr representación.

La participación en estas elecciones fue del 62,52 %, cerca de diez puntos más alta que en 2020, cuando se registró la participación más baja de la historia debido a las restricciones por la pandemia del coronavirus. Por territorios, Bizkaia tuvo una participación del 51,9 %, Gipuzkoa del 50,7 %, y Álava del 48,7 %. @mundiario

 

Comentarios