Contra viento y marea, May busca el apoyo de la UE para salvar el Brexit

Theresa May, primera ministra británica; y Angela Merkle, canciller alemana. RR SS.
Theresa May, primera ministra británica; y Angela Merkle, canciller alemana. / RR SS.

Luego de sobrevivir a una moción de censura, la primera ministra intenta obtener garantías de que Reino Unido no continuará de manera indefinida en la unión aduanera europea. May enfrenta una última reunión con los líderes europeos para intentar contentar a los parlamentarios británicos y lograr sacar adelante el Brexit.

Contra viento y marea, May busca el apoyo de la UE para salvar el Brexit

Este jueves se celebra la última reunión de máximo nivel de la Unión Europea en 2018 con la triple cumbre donde tendrá lugar tres temas de interés: el Consejo Europeo, la Zona euro y el Brexit. Hasta hace pocos días se creía que la reunión sería bastante llevadera sin mayores contratiempos, pero la continuidad del Brexit y la complicada revuelta de los chalecos amarillos en Francia chocan con la séptima y última cumbre del año.

Especialmente, los líderes europeos están cansados del Brexit que la primera ministra Theresa May intenta sacar adelante a toda costa. Aunque hartos de tocar el tema que ha sido protagonista durante todo el 2018, los diplomáticos estás dispuesto a socorrer a la premier británica que lleva el proceso que comenzó el 29 de marzo de 2017 y que parece que jamás culminará.

May llega a Bruselas tras superar la cuestión de confianza puesta en marcha por 48 diputados de su propio partido que logró dejar atrás gracias a los 200 votos a favor que recibió, contra los 117 en contra. Pero la supervivencia de la primera ministra no significa que logrará sacar adelante el acuerdo de salida que ya firmaron sus socios de la Unión el pasado 25 de noviembre.

La primera ministra no reclama la renegociación del acuerdo, algo a lo que los 27 ya se han negado, sin embargo, insistirá en que necesita garantías por escrito de que el Reino Unido no estará condenado a permanecer de manera indefinida en la unión europea aduanera.

Permanecer en esa unión es la fórmula pactada para evitar la aparición de una frontera física entre Irlanda e Irlanda del Norte. Sin embargo, los diputados británicos han dejado entrever su miedo de que queden atados de manera definida a la UE por culpa de esa salvaguarda que seguirá en vigor mientras que Londres y Bruselas no pacten un futuro acuerdo comercial.

May no se enfrenta a los líderes, que tratan de ayudarla todo lo que pueden, pero es clara en lo que pide. Y de igual forma, los líderes han sido claros, no renegociarán el texto, pero si están dispuestos a ofrecer garantías, siempre y cuando no sean contradictorias con contenido del Acuerdo.

Este mismo día, tras escuchar a May y culminar la primera jornada del Consejo Europeo, los 27 se reunirán para debatir la oferta que están dispuestos a ofrecer para Londres. De ser positivo el plan de las partes, el compromiso legal deberá estar listo antes del 21 de enero, fecha en que el Gobierno británico fijó como límite para proceder a la ratificación del acuerdo. @mundiario

Contra viento y marea, May busca el apoyo de la UE para salvar el Brexit
Comentarios