La victoria de Ayuso representa un desquite contra el Gobierno

Pedro Sánchez. / RR SS
Pedro Sánchez. / RR SS
Lo conseguido por la líder del PP en Madrid evidencia una arremetida contra el presidente Pedro Sánchez por su manejo de la crisis sanitaria por la Covid-19 en España. 
La victoria de Ayuso representa un desquite contra el Gobierno

La aplastante victoria de Isabel Díaz Ayuso representa un mensaje al Gobierno. Durante la campaña, la candidata del PP tuvo como estrategia cargar contra el presidente Pedro Sánchez por su manejo de la pandemia de la Covid-19. Y lo consiguió en todos los frentes: el Congreso, los medios, las redes sociales y la calle, con aquellas caceroladas que inflamaron el barrio de Salamanca.

Ayuso consideró, varias veces, que la gestión socialista coartaba la libertad de la ciudadanía, una libertad que, a su juicio, sí existía en Madrid. "El nivel adquisitivo es complejo porque se paga mucho, después de un día sufriendo nos podemos ir a una terraza a tomarnos una cerveza y vernos con nuestros amigos, con nuestra familia, a la madrileña; y elegimos dónde, a qué hora y con quién. Madrid se le escapa al Gobierno porque la libertad se escapa al socialismo y no digamos al comunismo", señaló en su momento. 

La victoria del PP, después de haber perdido dos elecciones generales, unas europeas, unas municipales y unas autonómicas celebradas en la mayoría de España, lo relanzan en la carrera para ganarle la presidencia al PSOE de Sánchez. Pero a esto se añade el éxito de Más Madrid. La formación, liderada por Íñigo Errejón, sobrepaso a los socialistas y será la segunda fuerza en el Parlamento de Madrid. 

Según El País, "el gran triunfo de Isabel Díaz Ayuso insufla vitaminas a Casado, aunque también en esto tendrá que lidiar con posibles efectos adversos: entre el gallego, que se ha construido una imagen centrista, y la madrileña, gladiadora de la derecha más combativa, el líder del PP está abocado al equilibrismo".

Frente a este panorama, Sánchez podría observar un avance de Casado, quien se aliaría con Vox para retomar el poder. El presidente queda debilitado porque él decidió enfrentarse personalmente con Ayuso. El mapa de la región es todo azul, salvo en dos pequeños municipios en los que resistió el PSOE: Fuentidueña de Tajo y El Atazar.

Hace tres semanas, Díaz Ayuso adelantó que si ganaba en la Comunidad de Madrid, sería el primer paso para sacar a Sánchez de la Moncloa. "Y a Sánchez solamente le voy a decir una cosa: le invito a marcharse de la Moncloa cuando obtenga los peores resultados del PSOE en Madrid. Y cuando eso ocurra, porque va a ocurrir, España me deberá tres", dijo.  @mundiario

La victoria de Ayuso representa un desquite contra el Gobierno
Comentarios