Manuela Carmena ni es pro ETA ni es una enemiga a abatir ni abuchear

Manuela Carmena.
Manuela Carmena.

Falta ver el día en que alguien de la caverna pepera condene las muertes del franquismo y el franquismo en sí, que condene el golpe del 36, que considere víctimas a todas aquellas que persisten abandonadas en tantas cunetas, sin nombre ni cementerio donde honrarlas y llevar una flor.

Manuela Carmena ni es pro ETA ni es una enemiga a abatir ni abuchear

MUNDIARIO ha informado de que la alcaldesa de Madrid fue abucheada por su decisión de no homenajear con una pancarta a Miguel Ángel Blanco –concejal del PP, asesinado por la banda terrorista ETA en 1997 de dos tiros en la cabeza, indicaba el subtítulo– y de que Carmena y su entorno acusan al PP de encerrarla en el homenaje a Blanco, ya que los abucheos recibidos por la alcaldesa en los actos de homenaje al exconcejal han sido criticados por considerar que el PP los provocó deliberadamente.

Rendimiento electoral, mediático y económico tanto para el PP como para la hermana de la víctima de ETA, que pasó del anonimato a vivir y crecer políticamente a costa de la muerte de quien llevaba su sangre. Siguen utilizando la figura de uno de los muertos por causa de una acción terrorista como si fuera el único, como si fuera la representación de todas las víctimas. Nadie lo ha elegido ni eregido como representante de todas las víctimas, ningún muerto vale más que otro, no hay terrorismos de primera o segunda, y los homenajes o son para todos o no son para nadie por imposición, obra y gracia del PP.

La alcaldesa de Madrid decidió no hacer un agravio a las numerosas víctimas del terrorismo colocando un cartel en exclusiva para Miguel Angel Blanco

Manuela Carmena ni es pro ETA ni es una enemiga a abatir ni abuchear en un acto al que, en principio, ni tan siquiera estaba invitada. Con buen criterio, decidió no hacer un agravio a las numerosas víctimas del terrorismo colocando un cartel en exclusiva para Miguel Angel Blanco.

Todas las víctimas merecen la misma consideración, pero aún me falta ver el día en que alguien de la caverna pepera condene las muertes del franquismo y el franquismo en sí, que condene el golpe del 36, que considere víctimas a todas aquellas que persisten abandonadas en tantas cunetas, sin nombre ni cementerio donde honrarlas y llevar una flor.

Falta el día en que consideren víctimas a los muertos del 11M. Falta el día en que Pilar Manjón deje de sentirse amenazada por clamar justicia y decir verdades, porque eso también es terrorismo, ya que después de perder un hijo a manos de terroristas tiene que padecer el terrorismo del más vil y despreciable facherío de este impaís. Falta el día en que se consideren víctimas las mujeres asesinadas a manos del terrorismo machista. Falta el día en que consideren víctimas a los que sucumbieron por culpa de su latrocinio y recortes. Y falta, señores del PP, el día en que consideren víctimas a cualquier víctima que no sea de su cuerda y que no puedan rentabilizar política o económicamente.

Manuela Carmena ni es pro ETA ni es una enemiga a abatir ni abuchear
Comentarios