Buscar

Para este viaje no se necesitaban alforjas

La concentración de las derechas contra Pedro Sánchez, con 45.000 personas en Madrid, no logra la asistencia de otras grandes marchas del Partido Popular en solitario. Un gasto político excesivo –y arriesgado para Ciudadanos– para tan poca cosa.

Para este viaje no se necesitaban alforjas
La foto que rehuyeron en Andalucía, hoy. Vox, PP y Cs, esta vez juntos. / @ElsaGarciad
La foto que rehuyeron en Andalucía, hoy. Vox, PP y Cs, esta vez juntos. / @ElsaGarciad

Firma

Mario Gontade

Mario Gontade

El autor, MARIO GONTADE, es analista de la actualidad. @mundiario

PP, Ciudadanos y Vox reunieron a 45.000 personas en Madrid contra la supuesta traición de Pedro Sánchez. Echando mano del refranero español bien pudiera decirse que para ese viaje no se necesitaban tantas alforjas; máxime cuando al menos dos de esos tres partidos –Ciudadanos y Vox– se miran con recelos y les cuesta retratarse juntos.

El refrán Para este viaje no se necesitan alforjas quiere decir que no merecía la pena el esfuerzo empleado para el resultado que se ha obtenido, aunque también expresa que la ayuda que han brindado –entre varios– para resolver algo, no supone ninguna ventaja,  ya que esa solución es tan costosa como el propio problema a superar. Dicho de otro modo, centrándonos ya en el caso, cualquiera de los tres partidos de las derechas –en solitario– pudo haber reunido a 45.000 personas, e incluso a más; sobre todo en el caso del PP, que cuenta con una gran organización en toda España. De hecho, la manifestación de las derechas contra Pedro Sánchez, con solo 45.000 personas, no logra igual y menos aún superar la asistencia de otras grandes marchas del Partido Popular en solitario.

PP, Ciudadanos y Vox no han triunfado en su concentración conjunta, tampoco han fracasado, pero no han conseguido su objetivo de dejar a la gente –y sobre todo al Presidente del Gobierno– con la boca abierta. Como también admite Pedro Sánchez, los concentrados en Colón merecen un respeto, pero su manifestación no marcará un antes y un después.

Por su número de manifestantes, la concentración será una más, pero no así por el retrato conjunto del centrista Albert Rivera con el ultraderechista Santiago Abascal. El PP poco pierde, puede incluso que nada, pero Ciudadanos ha demostrado cortedad de miras y escasa capacidad de movilización. Por algo Valls –a diferencia de Rivera, que picó el anzuelo– justificó su ausencia en la foto de la manifestación en la que estaba Abascal. El que sabe, sabe. @mundiario