Media españoles, salvo excepciones, se han dedicado a descalificar y no a integrar

Quiosco de prensa.
Quiosco de prensa.

La inmensa mayoría de la prensa española ha difundido frente a las elecciones catalanas un mensaje de confrontación y advertencia, cuando no abierto desprecio.

Media españoles, salvo excepciones, se han dedicado a descalificar y no a integrar

La inmensa mayoría de la prensa española ha difundido frente a las elecciones catalanas un mensaje de confrontación y advertencia, cuando no abierto desprecio.

 

Los media españoles, salvo excepciones, se han dedicado a descalificar y no a integrar en la campaña del 27-S. MUNDIARIO, junto con alguna otra prensa vasca y gallega, ha sido de las pocas excepciones en la descalificación, ya no sólo del legítimo movimiento independentista catalán, sino de la propia  historia, idioma y referentes culturales catalanes. En realidad, el discurso unionista desde Madrid no se ha basado en la seducción, en la negociación o en el cariño, sino en la descalificación personal y en el desprecio a la identidad e intereses catalanes.

Es difícil, por tanto, generar ilusión cuando el discurso se fundamenta en el desprecio y en la descalificación. Porque esta Brunete mediática se refiere a Catalunya como si se tratase de una propiedad privada española. Por ello su mensaje es siempre de advertencia, amenaza e incluso confrontación.

En estas circunstancias, no es extraño que sean cientos de miles los independentistas. En realidad, uno se pregunta como no hay más.

Media españoles, salvo excepciones, se han dedicado a descalificar y no a integrar
Comentarios