Vergonzosa actuación de un grupo de asturianos contra el padre del preso político venezolano Leopoldo López

Javier Pintado, Podemos de Asturias, llamando asesino a Leopoldo López Gil, padre del preso político venezolano Leopoldo López.
Javier Pintado, (Podemos), llamando asesino a Leopoldo López Gil, padre del preso político venezolano Leopoldo López.

“Asesino”, “asqueroso”, “ojalá se muera tu hijo”. Esto gritaron a Leopoldo López Gil un grupo de ciudadanos, entre ellos el portavoz de Podemos en Siero. Nadie ha reclamado responsabilidades.

Vergonzosa actuación de un grupo de asturianos contra el padre del preso político venezolano Leopoldo López

“Asesino”, “asqueroso”, “ojalá se muera tu hijo”. Estas palabras dedicaron un puñado de vecinos de Siero, población asturiana, a Leopoldo López Gil, padre del preso venezolano Leopoldo López, encarcelado por manifestarse como opositor al régimen de Nicolás Maduro. 

Entre los vecinos se encontraba Javier Pintado, portavoz de Somos Siero, (el partido político de Podemos en Siero, Asturias) quien ha declarado que la presencia de López en el pueblo ha sido “uno de los actos más vergonzosos de la historia” de Siero y que, según él, su presencia en el Ayuntamiento (Leopoldo López acudió a Siero invitado por el Ayuntamiento gobernado por el PSOE para participar en un acto de apoyo a los presos políticos) se debió a una campaña para “blanquear y limpiar la imagen de Felipe González que está muy involucrado con esta familia”.

El portavoz de Podemos en Asturias, siguiendo con la justificación de su actuación frente al Ayuntamiento de Siero declaró que "nosotros condenamos las detenciones por motivos políticos pero no era un acto para este fin, y se demostró con la actitud que tuvo este señor al salir al balcón”. Se refiere a que Leopoldo Lopez Gil, padre del preso político venezolano Leopoldo López, salió al balcón del Ayuntamiento y al ver los gritos que le profesaban saludó al grupo de exaltados en actitud irónica. No hay nada mejor que ponerse en la piel del del otro para entender ciertas cosas. ¿Cómo habría actuado usted, señor lector, si un grupo de personas le llaman asesino y le desean que se muera su hijo? Yo, como mínimo, les hubiese hecho un corte de mangas. Pero Leopoldo Lopez tuvo los arrestos de aguantar y escuchar una sarta de sandeces mientras su hijo se pudre en una cárcel venezolana por ir contra Maduro, nada más, nada más.

Cualquier justificación que salga de la boca de Javier Pintado solo será un insulto más a la democracia, a Leopoldo Lopez padre e hijo, a Lilian Tintori que lucha diariamente porque su marido y demás presos políticos sean liberados…

Resulta impensable que alguien pueda apoyar al grupo de dementes que acudieron a las puertas del Ayuntamiento de Siero a gritar “asesino” al padre del preso político Leopoldo López, quien representa como ningún otro, la lucha pacífica por el fin de un régimen, el chavismo, ahora liderado por Nicolás Maduro, quien está dejando que los venezolanos mueran por falta de medicamentos, por falta de alimentos…

Un hombre apuñalado espera a ser atentido en un hospital de Venezuela. / NYT
Un hombre apuñalado espera a ser atentido en un hospital de Venezuela. / NYT
Una mujer venezolana se enfrenta a la policía el 16 de mayo de 2016. / RRSS
Una mujer venezolana se enfrenta a la policía el 16 de mayo de 2016. / RRSS
Manifestación del 16 de mayo 2016 en Venezuela. / RRSS
Manifestación del 16 de mayo 2016 en Venezuela. / RRSS
Manifestaciones en Venezuela. / RRSS
Manifestaciones en Venezuela. / RRSS

 

Mientras esto ocurría el viernes 13 de mayo, Pablo Iglesias festejaba y copaba los medios de comunicación con su estrenada unión con Alberto Garzón en lo que se ha dado a llamar Unidos Podemos. Desde entonces, ni rastro de cualquier desaprobación al acto que protagonizó Javier Pintado (Podemos Asturias). Pero no la esperen tampoco, pues Iglesias defiende el verbo manchado de sangre que no es lo mismo que manos manchadas de sangre. Lo que el inteligente de Pablo Iglesias debe desconocer o, mejor dicho, no quiere entender por conveniencia, es que el verbo sangriento deviene en actos, no diré que sangrientos, pero sí violentos. Y el mejor y más reciente ejemplo es lo sucedido en Siero. Su ánimo de exaltar a sus fanáticos con el fin de asaltar el cielo, es decir, gobernar España, pasa por dar rienda suelta a una verborrea cruel, para que nos entendamos, Donald Trump hispanizado. 

Del otro lado tenemos a los que invitaron al Ayuntamiento a Leopoldo López, el PSOE de Siero, quienes haciendo gala del miedo que tienen en el Partido Socialista de posicionarse claramente, declararon: “No va a haber reacción por parte del equipo de Gobierno”. En privado han manifestado que el acto fue “bochornoso” y que este tipo de actos se “califican por sí solos”. Craso error. Este tipo de actos, políticos socialistas de Siero se califica de la siguiente manera: asqueroso, verbalmente violento, irracional y vergonzoso. 

Yo, como española, no puedo terminar sin pedir disculpas a Leopoldo López Gil por la actuación de un grupo que jamás se lo pedirá y por la de los políticos socialistas de Asturias que tampoco se lo pedirán. De nada sirve, pero lo que está mal hay que señalarlo con el dedo.

Vergonzosa actuación de un grupo de asturianos contra el padre del preso político venezolano Leopoldo López
Comentarios