La "verdad" judicial de Pablo Iglesias

Pablo Iglesias, líder de Podemos. / Twitter
Pablo Iglesias, líder de Podemos y vicepresidente del Gobierno. / Twitter
Isa Serra no ha sido condenada por oponerse a un desahucio, sino por el modo violento y antijurídico como realizó esa protesta: agrediendo y causando lesiones a dos policías del Ayuntamiento de Madrid.
La "verdad" judicial de Pablo Iglesias

El vicepresidente segundo del Gobierno ha insinuado que en España hay privilegiados que por sus contactos son absueltos de delitos de corrupción, mientras se condena, en este caso a una dirigente de su formación política, por oponerse a un desahucio. Siendo grave que tal afirmación venga de donde viene, sin embargo la cosa no admite mucho recorrido ni político ni jurídico. Políticamente el tuit de Iglesias está claro que va dirigido hacia su parroquia por la endeblez y falacia del propio mensaje.

Por otra parte, desde el punto de vista jurídico, los hechos probados en la sentencia del TSJ de Madrid que condenó a Isa Serra son tozudos al describirse como la dirigente de Unidas Podemos agredió con violencia física a dos policías municipales. Por consiguiente solo podía esperar la condena de 19 meses de prisión e inhabilitación que le ha sido impuesta de conformidad a la ley.

Por tanto, Pablo Iglesias y otros que han salido en defensa de su compañera no dicen la verdad cuando se refieren a que Serra fue condenada por oponerse a un desahucio que se está llevando a cabo en un barrio de Madrid. Algo que la sentencia no solo reconoce sino que es el elemento conductor que lleva al tribunal a considerarla culpable. Porque no ha sido condenada por eso, sino por el modo violento y antijurídico como realizó esa protesta: agrediendo y causando lesiones a dos policías del Ayuntamiento de Madrid, que poco después gobernaría Manuela Carmena.

Toda decisión de los jueces que no convenga a Pablo Iglesias será errónea y prevaricadora, lo saben los miembros del Tribunal Superior, que actuó precisamente por el beneficio de aforamiento de Serra. Pero también sabemos que la crítica de Iglesias estará trufada de sectarismo y muy alejada  de la verdad judicial, para escupir sobre los jueces lo que en cada momento se le ocurra. Basta con constatar las condenas al Partido Popular, a   Rato, a Griñán, a Chaves,  a Mario Conde, a Barrionuevo, a Junqueras, a Díaz Ferrán, a Gayoso, a Ruiz Mateos, a Correa, a Fernández de Sousa, a Roldán, a Millet,  a Jordi Pujol Ferrusola, a Matas, a Urralburu o a Camps, y así hasta más de 100 que cumplen hoy condena,  sin olvidar  la larga lista de casos por corrupcion que están pendientes en los tribunales, para darnos cuenta de que, en efecto, como dice Iglesias, nuestros jueces dejan libres,  por contactos, a los poderosos. @mundiario

La "verdad" judicial de Pablo Iglesias
Comentarios