Venezuela: Resabios de la Guerra Fría

venezuela-imagen-pasado
Una imagen más propia del Siglo XX que de estos tiempos.

Venezuela vive horas delicadas. La Operación Libertad continúa pese a la resistencia de Maduro. Un conflicto geopolítico que exhibe propiedades del conflicto de fines del Siglo XX. Estados Unidos por un lado, Rusia por el otro. 

Venezuela: Resabios de la Guerra Fría

América sangra por las heridas venezolanas. Los acontecimientos de los últimos días en Venezuela demuestran una etapa más de la degeneración política, social e institucional que vive el país. El futuro inmediato no es auspicioso en términos sociales mientras el quimérico sueño de una salida democrática pende de un hilo. El intento del presidente encargado, Juan Guaidó, de desalojar del poder a Nicolás Maduro todavía no rindió los frutos esperados pero si reinstaló la problemática del país en la agenda internacional.

Maduro hoy está acordonado y solamente se sostiene por sus estratégicas alianzas con Rusia y China, mientras todas las democracias del mundo reconocen a Guaidó. El conflicto venezolano es una cuestión geopolítica que exhibe cierta complejidad en un momento de transición del sistema internacional. Pese al interés de algunos de instalar el conflicto en términos petrolíferos y del voraz capitalismo norteamericano, es necesario saber que solamente el 10% de lo que importa Estados Unidos en petróleo proviene de Venezuela.

Como antaño lo fue la Guerra Fría y la lógica comunismo-capitalismo, el actual panorama internacional muestra un mundo dual que da cuenta de un apoyo bipolar. Mientras a Guaidó lo apoyan aquellas democracias liberales que se sustentan en el Estado de derecho y la defensa de los derechos humanos a Maduro lo bancan aquellos países autoritarios de Europa y Asia que desafían la hegemonía global estadounidense.

Las aterradoras imágenes de esta semana como aquella de la tanqueta atropellando manifestantes dan cuenta de un Gobierno que parece tener los días contados. Deja vú de Tiananmén, a pocos días de que se cumplan 30 años de aquellas protestas lideradas por estudiantes contra el comunismo chino. No obstante, el peor error es subestimar a este gobierno que ha venido desarrollando una carrera armamentista con el aval ruso. Ante las amenazas, el madurismo siempre reaccionó redoblando la apuesta y, en el actual contexto, eso se traduce en víctimas.

En nuestras tierras todavía resiste un puñado de delirantes que apoyan el régimen de Maduro. Son los Gerardo Romano, Juan Grabois, Luis D’Elía o Diego Maradona de los que poco y nada sorprende hoy en día. Quizás lo que mayor polvareda levantó fue el comentario de Romano para con un grupo de venezolanos que residen en Argentina y su discriminatorio “lo único que falta es que ustedes opinen de Argentina siendo inmigrantes”. O también el robo y las agresiones que sufrieron quienes se manifestaban frente a la Embajada de Venezuela. Como si los venezolanos hubiesen deseado el destino que el chavismo les tenía preparado. Bajo este panorama sería interesante saber ¿Cuáles son los argumentos por los cuales estos personajes defienden a un asesino como Maduro? ¿Qué se puede esperar de políticos –futuros candidatos en las elecciones– que llaman a defender al régimen autoritario de Maduro?

Lo cierto es que Venezuela hace tiempo dejó de ser una democracia para decantar en una dictadura con todas las letras. Hoy en día, Caracas es un sitio de supervivencia. Niños hambrientos, un éxodo sin precedentes en suelo latinoamericano y escasez de bienes básicos, Venezuela debe servir de lección y advertencia para aquellos países que se dejan seducir por los populismos que tienen soluciones sencillas para problemas complejos. Políticos chantas que juegan a hechiceros. La corrupción y la impunidad traen estas consecuencias.

La represión sigue por estos días pero a muchos venezolanos que se manifiestan parece no importarle. Imaginen lo que habrán pasado todos estos años para continuar haciendo frente a las tanquetas y la fuerza armada oficial. Ojalá estemos cerca de una solución lo más democrática posible. Ojalá que los próximos días definan el comienzo del fin de un gobierno que ha violado los derechos humanos como ningún otro pero que también ha deteriorado política, económica y socialmente a todos los venezolanos. @mundiario

Venezuela: Resabios de la Guerra Fría
Comentarios