Venezuela se inmiscuye en el conflicto catalán y pide la liberación de los "presos políticos"

Jorge Arreaza, ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela. Twitter oficial @vencancilleria
Jorge Arreaza, ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela. / Twitter @vencancilleria

El ministro de Relaciones Exteriores ha reclamado al Ejecutivo de Mariano Rajoy que "respete los derechos humanos" y ha insistido en que el diálogo democrático debe ser la vía a seguir.

Venezuela se inmiscuye en el conflicto catalán y pide la liberación de los "presos políticos"

Venezuela vuelve a tomar partido en medio del conflicto catalán. El ministro de Relaciones Exteriores del país caribeño, Jorge Arreaza, ha exigido este viernes al gobierno español la liberación de los ciudadanos catalanes acusados de rebelión, sedición y malversación de fondos públicos en relación con el proceso independentista.

En una batería de mensajes lanzados a través de la red social Twitter, el representante de la diplomacia venezolana ha reclamado al Ejecutivo de Mariano Rajoy que "respete los derechos humanos y políticos" del exvicepresidente del Gobierno regional catalán Oriol Junqueras y los otros siete exconsejeros de su gabinete, que esta semana fueron enviados a prisión de forma incondicional y preventiva por la Justicia española.

 

 

 

A juicio de Arreaza los exfuncionarios son "presos de conciencia" y por eso ha abogado para que "la democracia se imponga" frente a la "represión". Asimismo, el diplomático ha expresado su solidaridad con el pueblo de Cataluña ante “la angustia y dolor” que, en su opinión, debe estar atravesando. “Expresamos nuestra solidaridad con el pueblo de Cataluña. Entendemos la angustia y dolor que sufre en estos difíciles momentos”, recalcó.

Las declaraciones del titular de exteriores aparecen para completar la postura que el Gobierno de Venezuela, desde la voz el presidente Nicolás Maduro, ha mantenido respecto al proceso de independencia de Cataluña. El mandatario venezolano ha aparecido en reiteradas ocasiones para plantar cara al conglomerado de naciones que han condenado la independencia de la comunidad autónoma, y para criticar a Rajoy por su postura frente a la crisis. 

Sin embargo, las exigencias de Arreaza podrían ser vistas más bien como una burla de mal gusto, sobre todo si se tiene en cuenta que el país caribeño vive sumido en una "dictadura" donde la lista de los detenidos por su oposición al régimen del sucesor de Hugo Chávez, según cifras oficiales del Foro Penal, asciende hasta 439 presos políticos. Y el presidente del Gobierno español ha sido uno de los tantos que ha denunciado esta realidad. @mundiario

 

Venezuela se inmiscuye en el conflicto catalán y pide la liberación de los "presos políticos"
Comentarios