Véneto y Lombardía tras los pasos de Cataluña: con más éxito y menos polémica

Roberto Maroni, presidente de la región de Lombardía. RR SS.
Roberto Maroni, presidente de la región de Lombardía. / RR SS.

Dos de las tres regiones más ricas de Italia han participado en un referéndum –no vinculante- en donde el aplastante sí se ha impuesto para fortalecer los Gobiernos de sus líderes.

Véneto y Lombardía tras los pasos de Cataluña: con más éxito y menos polémica

Este domingo fue celebrado un nuevo referéndum en Europa tras el polémico proceso catalán, pero esta vez, nos trasladamos hasta Italia en donde dos de sus tres regiones más ricas han acudido hasta las urnas para imponer el sí y para pedir más poder y autonomía para sus líderes. Hablamos de Véneto y Lombardía, dos zonas industrializadas en donde un poco más de 12 millones de personas acudieron hasta las urnas para expresar su voluntad de forma no vinculante y avalados por la Constitución italiana, en donde el resultado final dota de más poder a sus líderes –ambos de la Liga del Norte- para que puedan negociar con Roma mayores competencias y por ende, mayor autonomía.

La clave fue la gran participación por parte de las dos regiones, en donde el sí ganó con un avasallante 98% en Véneto y un 95,3% en Lombardía. En conjunto, ambas naciones representan un 30% de las riquezas del país y las próximos pasos de sus líderes políticos están sujetos a la petición de las transferencias de hasta 23 competencias como educación, tutela de la sanidad o complemento de pensiones.

Lo interesante del referéndum, es que las peticiones de las regiones podían ser procesadas y solicitadas sin necesidad de recurrir a las urnas, cuestión que muchos críticos subrayan como una estrategia para impulsar a la Liga del Norte de cara a las próximas elecciones generales.

Véneto y Lombardía “no son Cataluña”

Es inevitable no comparar la situación en Italia con lo vivido el pasado 1-O en España, en donde Cataluña celebró un referéndum declarado ilegal y que mantiene en crisis a la política, economía y a la sociedad del país.

El presidente de la región de Lombardía, Roberto Maroni, ha sido unos de los primeros en declarar al respecto y expresar que la situación en Italia es completamente diferente. “No somos Cataluña”, expresó en declaraciones para Reuters.

Nos mantenemos adentro de la nación italiana con más autonomía mientras que Cataluña quiere convertirse en el estado número 29 de la Unión Europea. Nosotros, no. No por ahora”, dijo el presidente regional. @mundiario

Véneto y Lombardía tras los pasos de Cataluña: con más éxito y menos polémica
Comentarios