La Unión Europea pone freno a la segunda fase de negociaciones del Brexit

Theresa May, primera ministra británica / RR SS
Theresa May, primera ministra británica / RR SS

La primera ministra británica, Theresa May, se ha negado a concretar cuál será la factura total del divorcio y ha asegurado que la misma será parte del "acuerdo final".

La Unión Europea pone freno a la segunda fase de negociaciones del Brexit

La segunda etapa de la negociación del Brexit se queda en el limbo. El dinero sigue siendo el problema. Este viernes la primera ministra británica, Theresa May, se negó a concretar la factura final del divorcio de Reino Unido de la Unión Europea (UE), escudándose en el hecho de que la misma será parte del "acuerdo final" sobre la futura relación de la comunidad política con la nación británica tras 2019.

En la cumbre de los líderes europeos, celebrada esta semana en Bruselas, la premier británica buscaba materializar su gran objetivo: avanzar hacia la segunda fase del Brexit, es decir, esa etapa en la que se pondrán sobre la mesa los términos con que se desarrollará la futura relación comercial entre la UEReino Unido. Sin embargo, la líder del Partido Conservador no pudo hacerse con su hazaña, pues los líderes europeos bloquearon este paso ya que a su juicio no se tiene suficiente claridad sobre las cuentas.“No espero que nos presente ahora una cifra, pero al menos debería presentar un método para llegar a la contribución final. Tiene que ser más clara sobre lo que quiere decir 'otros compromisos'”, ha insistido tajantemente el primer ministro de los Países Bajos, Mark Rutte.

Pero los jefes de Estado y de Gobierno de los Veintisiete no han enterrado del todo las pretensiones de May. De hecho, pese al freno echado frente a la siguiente fase del Brexit, los representantes europeos igual dieron luz verde para iniciar los trabajos preparatorios de cara a afrontar esta etapa "tan pronto como sea posible". “Estamos lejos de un acuerdo sobre los compromisos financieros. No hemos recorrido ni la mitad del camino. Desde hace varias semanas hay buena voluntad del lado británico, pero necesitamos más progresos si queremos pasar a la segunda fase”, ha explicado el presidente de Francia, Emmanuel Macron.

Por su parte, la líder de los tories, ha dicho que Reino Unido "hará frente a sus compromisos ya adquiridos" en materia de desembolso final, pero para ello ha dejado claro que primero "habrá que ver pago por pago". “La factura total y definitiva llegará como parte del acuerdo final que obtengamos”, afirmó May, al tiempo que subrayó que “nadie tiene que preocuparse por el marco presupuestario actual, ni de que tenga que pagar más o recibir menos como resultado de la salida del Reino Unido. Respetaremos los compromisos”.

La primera ministra británica se ha declarado “optimista” ante la posibilidad de lograr un acuerdo “positivo” en diciembre. "Los europeos compartimos los mismos valores, pero también "desafíos comunes, como la seguridad y la defensa o la inmigración, sobre los que tendremos que seguir trabajando juntos", concluyó May. @mundiario

La Unión Europea pone freno a la segunda fase de negociaciones del Brexit
Comentarios