La Unión Europea se endurece e impone nuevas sanciones a Corea del Norte

Kim Jong Un, líder supremo norcoreano. / GlobalSecurity.org
Kim Jong Un, líder supremo norcoreano. / GlobalSecurity.org

La comunidad política ha decidido añadir a 16 personas y una entidad a su lista de sancionados por el programa nuclear de Pyongyang.  

La Unión Europea se endurece e impone nuevas sanciones a Corea del Norte

La Unión Europea aprieta la soga al cuello de Corea del Norte. La comunidad política ha decidido colocar una piedra más en el camino del régimen del líder norcoreano Kim Jong Un y este lunes ha aprobado una batería de nuevas sanciones contra 16 personas y una entidad de Pyongyang. La medida llega para secundar las últimas restricciones aprobadas por el Consejo de Seguridad de la ONU.

Según ha indicado el Consejo Europeo (CE) a través de un comunicado, entre los nuevos sancionados figuran personajes de peso dentro del Gobierno, además del Ministerio norcoreano de las Fuerzas Armadas (MPAF). Los afectados llegan para completar una lista negra en la que ya se encuentran desde hace meses 41 personas y otras 10 entidades norcoreanas. De esta forma, explican los representantes, el número de norcoreanos sancionados aumenta a 79 y las entidades a 54.

La resolución llega para acorralar –aún más- al asediado régimen norcoreano, con el fin de forzarle a poner fin a su avanzado programa atómico. La UE ha detallado que los nuevos castigos establecen la congelación de los activos que los sancionados puedan tener en la comunidad política y también la prohibición de viajar a territorio comunitario.

Kim Jong-un, líder supremo de Corea del Norte, rodeado del servicio militar de la nación. Independent.ie

Kim Jong-un, líder supremo de Corea del Norte, rodeado del servicio militar de la nación. / Independent.ie

La medida llega semanas después de que las Naciones Unidas aprobaran por unanimidad restringir en un 90% el suministro de petróleo al país asiático y la repatriación de los norcoreanos que trabajan en el extranjero, cuyos ingresos benefician al Gobierno de Corea del Norte. Todo esto en respuesta a la última prueba con un misil balístico intercontinental que realizó Pyongyang a finales de noviembre.

La tensión sigue creciendo. La comunidad internacional continúa tensando la cuerda en medio del eterno conflicto, mientras el dictador Kim Jong Un ha dejado claro que, pese a las sanciones y amenazas, no dará su brazo a torcer y este año continuará trabajando para potenciar su programa nuclear y destruir al enemigo. @mundiario

La Unión Europea se endurece e impone nuevas sanciones a Corea del Norte
Comentarios