Buscar

MUNDIARIO

La Unión Europea se dota de una Hacienda propia por primera vez en su historia

El acuerdo histórico alcanzado en el Consejo Europeo de este fin de semana en Bruselas merece pasar a los anales de la construcción europea en la misma categoría que la Cumbre de Maastricht, en 1991, o el Consejo de Niza del año 2000.
La Unión Europea se dota de una Hacienda propia por primera vez en su historia
Banderas de la UE.
Banderas de la UE.

Mario Gontade

Colaborador.

La Unión Europea tendrá que dotarse de una Hacienda propia por primera vez en su historia. A ello le obliga el hecho de que es la primera vez que la UE aprueba un endeudamiento significativo con la garantía de las futuras aportaciones presupuestarias de los Estados miembros para el plan de reconstrucción concebido por los Veintisiete a fin de frenar la crisis derivada de la Covid-19.

El acuerdo histórico alcanzado en el Consejo Europeo de este fin de semana en Bruselas merece, por su naturaleza, pasar a los anales de la construcción europea en la misma categoría que la Cumbre de Maastricht, en 1991, o el Consejo de Niza del año 2000. "No por sus novedades institucionales, pues no hay modificación alguna de los tratados, sino por el alcance de los acuerdos tomados en el mismo: por primera vez en la historia, y aunque de manera extraordinaria debido a la crisis del coronavirus, la Unión Europea ha roto el techo del 1% en su presupuesto, y se ha permitido acceder a un un endeudamiento significativo", observa José Moisés Martín, economista y consultor, en un artículo elaborado por Agenda Pública para el diario El País.

Si bien lo hace de manera excepcional y no ordinaria, la UE está sentando el precedente del pilar que le falta a la eurozona para funcionar con una política fiscal y no solo con la monetaria que tiene encomendada al Banco Central Europeo. El precio de una mayor integración fiscal ha sido esta vez un mayor peso de los gobiernos nacionales en la cogobernanza europea, ya que el control principal del plan de reconstrucción queda en manos del Consejo Europeo y no de la Comisión. @mundiario