Buscar

MUNDIARIO

La oposición venezolana intenta blindar el Parlamento, su último bastión

Al cierre de este año Juan Guaidó, actual jefe de la Asamblea Nacional, afronta el momento más delicado en la búsqueda de su reelección. Las divisiones y traiciones de algunos diputados lo colocan en la cuerda floja. Maduro presume del apoyo de los altos mandos militares.
La oposición venezolana intenta blindar el Parlamento, su último bastión
El 5 de enero la Asamblea Nacional de Venezuela define su nueva directiva. / RR SS
El 5 de enero la Asamblea Nacional de Venezuela define su nueva directiva. / RR SS

Maira Perozo

Periodista.

El año 2019 ha permitido a los dirigentes opositores en Venezuela despertar el desgano político de los venezolanos. El pasado 23 de enero, se aglutinaron en torno al liderazgo de Juan Guaidó, designado presidente de la Asamblea Nacional. El diputado, de 36 años,  es un joven ingeniero que hasta ese momento era una figura desconocida en el volátil escenario político venezolano. Sin embargo, al cierre de este año Guaidó afronta el momento más delicado y se prepara para intentar blindar el Parlamento, último bastión político que les queda a los adversarios del régimen de Nicolás Maduro.

Juan Guaidó logró adosar el apoyo de más de cincuenta países, lo cual permitió arrinconar a Nicolás Maduro en el arranque de su segundo sexenio. Ahora, durante los últimos días, Juan Guaidó ha lanzado anzuelos en un intento por preservar las riendas del bloque mayoritario. Su iniciativa, no obstante, esta bañada por escándalos de corrupción en la Asamblea Nacional, evidentes divisiones en los grupos políticos opositores y marcada critica de venezolanos, que abandonaron las calles decepcionados porque tampoco este año se ha logrado el ansiado cambio político.

La "Operación Alacrán"

Al mismo, tiempo el Gobierno desarrolla la llamada "Operación Alacrán", una maniobra orquestada para sobornar a diputados a cambio de que no den su apoyo a Guaidó y pierda el control del Parlamento el próximo 5 de enero.

En contraparte, Luis Vicente León,  analista y director de Datanalisis, vaticina el escenario para el 2020: "La convocatoria a elecciones parlamentarias, sin acuerdo con la oposición institucional mayoritaria, luce inevitable, lo cual generará fracturas en la oposición, alta abstención, toma de la Asamblea Nacional (AN) por parte del chavismo, pero sin reconocimiento ni legitimidad internacional", afirma.

No obstante, la desilusión apagó las protestas antigubernamentales. Sin embargo, este hecho pareciera no amilanar a Guaidó, quien afirmó que esa situación no debe asumirse como una derrota: "Aquí no hay resignación. Hay frustración porque no hemos salido ya del conflicto naturalmente porque nadie quiere vivir sin agua, nadie quiere vivir sin gas doméstico, nadie quiere vivir con sus familiares lejos", precisó el dirigente opositor, quien está confiado en que la frustración se convertirá en fuerza para lograr vencer esa tragedia.

Los votos de Guaidó

Ahora bien, la bancada opositora que apoya a Guaidó es superior a la de Nicolás Maduro. El Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) tiene 51 diputados; mientras que la oposición, tras varias fisuras y deserciones, está en los 93 escaños. En esa instancia, el quórum se alcanza con 84 diputados y el presidente y los miembros de la mesa de la Asamblea quedan electos por la mayoría simple del voto de los asistentes.

Los datos de opositores revelan que  27 diputados opositores están en el exilio y otros 29 están enjuiciados sin haber tomado en cuenta su inmunidad parlamentaria. Dos de ellos, Juan Requesens y Gilber Caro, están presos. En el caso de este último, fue detenido el fin de semana, después de haber sido excarcelado en julio.

En ese sentido, y en un intento por blindar la reelección de Guaidó, la directiva de la Asamblea Nacional modificó el Reglamento de Interior y de Debates para hacer lograr el voto a distancia de los diputados que están en el exilio. Días después el Tribunal Supremo de Justicia del Gobierno anuló la medida del Parlamento.

Hasta el momento, Juan Guaidó cuenta con el respaldo de los cuatro principales partidos de la oposición y el decidido apoyo que le están prestando algunas fracciones minoritarias. El pacto político ha resistido, por ahora, a las artimañas del Gobierno. @mundiario