Buscar

MUNDIARIO

La Unión Europea y la OEA observarán las nuevas elecciones generales en Bolivia

Los dos organismos continentales vigilarán el desarrollo de la contienda electoral en el país sudamericano, donde ya se ha iniciado una guerra de acusaciones entre el Gobierno de Jeanine Áñez y el partido de Evo Morales. 
La Unión Europea y la OEA observarán las nuevas elecciones generales en Bolivia
Los bolivianos acudirán a las urnas el próximo 3 de mayo. /Infobae.
Los bolivianos acudirán a las urnas el próximo 3 de mayo. /Infobae.

Firma

Rodrigo Chillitupa Tantas

Rodrigo Chillitupa Tantas

El autor, RODRIGO CHILLITUPA TANTAS, escribe en MUNDIARIO. Es periodista peruano de la Universidad Jaime Bausate y Meza. Trabajó como redactor en los periódicos Todo Sport, Nuevo Sol y el Grupo La República. Fue corresponsal en Lima de Segundo Enfoque de Argentina. Actualmente colabora con la revista CARETAS. @mundiario

A pesar de que falta más de dos meses, la carrera electoral en Bolivia ya ha comenzado. El Tribunal Supremo Electoral (TSE) del país sudamericano anunció de que la Unión Europea (UE) y la Organización de los Estados Americanos (OEA) participaran, en calidad de observadores, los comicios generales a realizarse el próximo 3 de mayo. 

“Tres grandes delegaciones que van a llegar a Bolivia: la de la OEA, de la Unión Europa -estamos a la espera de su confirmación oficial en el transcurso de las próximas semanas- y la de los organismos electorales de América”, ha dicho el presidente del TSE, Salvador Romero, en declaraciones a Bolivia TV.

La participación de la UE y la OEA será clave para estos comicios. En las elecciones del 20 de octubre de 2019, el resultado que daba como ganador al expresidente Evo Morales fue cuestionado por estos organismos. La razón de esas posturas era porque, el día de la jornada electoral, el conteo de votos no mostraban una victoria de Morales, como sí se estableció al día siguiente del proceso electoral. 

Sin embargo, un informe demoledor de la OEA y el rechazo de la UE motivaron a que Morales no tuviera otra opción que renunciar porque no hubiese sido reconocido mandatario de Bolivia a nivel internacional. Además, las fuerzas armadas de su país lo invitaron a dejar el poder.

Mientras se confirma que ambos organismos estarán en La Paz, la guerra de ataques ya se instaló entre los candidatos. La presidente interina Jeanine Áñez salió a defenderse de los ataques lanzados por el Movimiento al Socialismo, que advirtió una impugnación del mandato de Áñez. 

“Ese derecho está plenamente protegido en nuestra Constitución, así que voy a ser candidata y ejercer la Presidencia al mismo tiempo sin cometer ningún acto inconstitucional”, sostuvo Áñez. 

La presidente boliviana había pedido el pasado domingo la renuncia de sus ministros, poco después de que dimitiera la titular de Comunicación, Roxana Lizárraga, quien cargó contra ella por postularse a las elecciones del 3 de mayo. 

La respuesta no tardó en llegar desde el partido de Evo Morales. “El 4 de febrero Eva Copa tendría que estar asumiendo la presidencia si la señora Jeanine Áñez se inscribe como candidata”, ha explicado el legislador del MAS Henry Cabrera.

Como sea, las nuevas elecciones bolivianas tendrán en la mesa, aparte de la mandataria interina Áñez, también los ex presidentes Carlos Mesa y Jorge ‘Tuto’ Quiroga y por el líder cívico Luis Fernando Camacho, entre otros. @mundiario