Buscar

MUNDIARIO

La UE y el Mercosur sellan un pacto comercial tras dos décadas de negociaciones frustradas

Los bloques continentales lograron un importante acuerdo gubernamental en medio de la guerra comercial que disputan Estados Unidos y China. Los gestores para que se concretará fueron Alemania y España. 

La UE y el Mercosur sellan un pacto comercial tras dos décadas de negociaciones frustradas
UE y Mercosur
Sebastián Piñera (Chile), Pedro Sánchez (España). Mauricio Macri (Argentina) y el canciller Marcelo Ebrad (México) simbolizan el pacto comercial entre la UE y el Mercosur. / El País.

A pesar de que EE UU y China sostiene una guerra comercial que afecta a la economía global, un importante pacto político se ha logrado ayer en la ciudad de Bruselas, Bélgica. La Unión Europea (UE) y el Mercosur (Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay) firmaron un acuerdo de cooperación que demoró casi dos décadas para suscribirse. Y, según fuentes citadas por El País, permitirá el acceso a las empresas europeas a un mercado de 260 millones de consumidores.

El acuerdo de ambos bloques continentales pudo concretarse gracias a la intermediación de Alemania y España. Estos dos socios en Europa permitieron superar las resistencias que había con el documento que iban suscribir la UE y el Mercosur. Antes de la firma, Francia, Irlanda, Bélgica y Polonia advirtieron por carta a Bruselas sobre los riesgos que el acuerdo podía entrañar para “el sector agrario y ganadero”.

Además, más de 340 organizaciones sociales, unos setenta eurodiputados y las principales entidades agrarias se han dirigido a la Comisión Europea para que frene el acuerdo. “Las decisiones que se tomen ahora sobre el comercio afectarán a los cimientos de la vida europea de las próximas generaciones, especialmente en un momento en el que el sector agrícola está buscando asegurar su renovación generacional”, advirtió la patronal agraria Copa Cogeca.

A pesar de estas resistencias, la firma del acuerdo llega en un momento preciso para que el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y los mandatarios de Argentina, Mauricio Macri, y Brasil, Jair Bolsonaro, puedan lucirlo en la cumbre del G20 en Osaka (Japón).

Finalmente, el acuerdo permitirá a las empresas europeas suprimir de golpe unos 4.000 millones en aranceles, que beneficiarán sobre todo a la industria automovilística —a la que hasta ahora se imponen unas tasas del 35%—, de maquinaria (14%-20%), química (18%) o farmacéutica (14%), según cita El País.

También derriba barreras en sectores como el textil, el calzado, vinos o licores. A cambio, dará impulso a las exportaciones, que son sobre todo de productos agrícolas y ganaderos, de los países de Mercosur a Europa. Y de paso, permitirá a la actual Comisión sacar pecho tras haber culminado también las negociaciones con Canadá y Japón. @mundiario