La UE avisa al Reino Unido de que habrá “graves consecuencias” si rompe el acuerdo del Brexit

Reunión entre el vicepresidente de la Comisión Europea, Maros Sefcovic, y el negociador británico, David Frost. / Twitter @MarosSefcovic
Reunión entre el vicepresidente de la Comisión Europea, Maros Sefcovic, y el negociador británico, David Frost. / Twitter @MarosSefcovic
Bruselas propone a Londres una posible 'reducción drástica' de los controles en Irlanda del Norte y urge al Gobierno británico a que "se implique sinceramente" en las negociaciones.
La UE avisa al Reino Unido de que habrá “graves consecuencias” si rompe el acuerdo del Brexit

Bruselas comienza a perder la paciencia con Londres. Maros Sefcovic, vicepresidente del Ejecutivo comunitario y encargado de las negociaciones del Brexit, ha elevado el tono este viernes en medio de la crisis abierta por las amenazas de Londres de reventar unilateralmente el acuerdo que firmó para sacar adelante el divorcio y tras una fracasada tercera reunión con su homólogo británico, David Frost. 

“El Reino Unido no se ha movido, en absoluto. Encuentro esto decepcionante y una vez más urjo al Gobierno británico a que se implique sinceramente [en las negociaciones]”, ha dicho Sefcovic antes de lanzar una advertencia directa a Downing Street: “Invocar el artículo 16 del protocolo tendría graves consecuencias para Irlanda del Norte y para las relaciones entre la Unión Europea y el Reino Unido en general”. Dicha herramienta permite a las partes suspender unilateralmente el tratado ante “dificultades económicas, sociales o medioambientales graves” y, en la práctica, enterraría el pacto que el Gobierno conservador británico se comprometió a cumplir hace apenas un año.

Irlanda del Norte, pieza clave

Hasta ahora, la Comisión Europea había tratado de rebajar la tensión. Sefcovic propuso a Londres una posible 'reducción drástica' de los controles en Irlanda del Norte, a cambio de que el Gobierno británico comenzara a aplicar de manera completa y correcta el Protocolo firmado, la pieza clave del acuerdo del Brexit que permite que no haya una frontera entre Irlanda del Norte (provincia británica) y la República de Irlanda (Estado miembro de la Unión Europea).

Este mismo viernes, los portavoces oficiales del Ejecutivo de Ursula von der Leyen se limitaban a decir que la Unión “buscaba soluciones” y que “mantenían conversaciones intensas”, mientras se estaba celebrando la reunión. Sin embargo, poco después ha quedado claro que Bruselas no está dispuesta a ceder todo el control de la negociación al Reino Unido. La oferta de una flexibilización "fue un gran movimiento de nuestra parte. Pero hasta hoy no hemos visto ningún movimiento del lado del Reino Unido", ha insistido el representante comunitario después del encuentro con su homólogo británico.

Por su lado, el negociador del Reino Unido se ha quejado de que "la Comisión Europea no esté escuchando las peticiones del Gobierno británico". “Las propuestas de la Unión Europea no abordan los problemas fundamentales de funcionamiento de Protocolo”, se lee en el comunicado difundido por Frost tras el encuentro. 

 

La UE, preparada para lo peor

Bruselas, por su parte, ha dejado claro que espera encontrar una salida negociada al desafío planteado por el Gobierno de Boris Johnson. Pero también que se prepara para lo peor: la UE lleva tiempo trabajando en un arsenal de represalias políticas y comerciales por si Londres se atreve a cumplir su amenaza de reventar unilateralmente el protocolo norirlandés pactado en 2019. De momento no han trascendido los detalles, pero se sabe que  Francia y Alemania lideran un bloque de socios europeos que abogan por una respuesta “muy contundente” ante cualquier desafío del Ejecutivo británico.  

La Comisión ha manifestado en un comunicado que considera que "el escenario de la activación del artículo 16 era hipotético", al tiempo que las fuentes comunitarias han asegurado que el bloque trabaja en "un plan claro de reacción ante el artículo 16, que probablemente requeriría una respuesta política a nivel de los Veintisiete y no solo una respuesta dentro de los mecanismos de gobierno del propio acuerdo entre el Reino Unido y la Unión Europea".

Con todo, Maros Sefcovic ha dicho que las negociaciones técnicas seguirán adelante. El representante comunitario viajará el próximo viernes a Londres para reunirse nuevamente con el delegado británico David Frost, en una nueva tanda de negociaciones. “Desde esta perspectiva, veo la próxima semana como importante”, ha explicado, antes de añadir que es fundamental "centrar todos los esfuerzos en dar con una solución tan pronto como sea posible". @mundiario

La UE avisa al Reino Unido de que habrá “graves consecuencias” si rompe el acuerdo del Brexit
Comentarios