Ucrania sentencia a cadena perpetua al primer ruso acusado de crímenes de guerra

Tropas rusas. / RR SS.
Tropas rusas. / RR SS.

Un tribunal ha determinado que el suboficial siberiano de 21 años, Vadim Shishimarin, es culpable de haber asesinado a un civil de 62 años con un arma de guerra.

Ucrania sentencia a cadena perpetua al primer ruso acusado de crímenes de guerra

El primer juicio que evalúa la comisión de crímenes de guerra, en medio del conflicto en Ucrania, ha llegado a su fin. El juez ha hallado culpable a un soldado ruso de haber asesinado de manera “premeditada” a un civil ucraniano de 62 años, cuatro días después de haberse desatado la guerra, el 24 de febrero.

El suboficial siberiano de 21 años, Vadim Shishimari, quien ha sido el primero de los acusados que Ucrania espera enjuiciar en los próximos días, ha sido sentenciado a cadena perpetua, después de que confesara la semana pasada haber asesinado a Oleksandr Shelipov de un tiro en la cabeza, con un fusil de asalto, desde un vehículo robado que usó como transporte para huir cuando su convoy fue atacado en el noreste de Ucrania.

“El tribunal ha declarado que (Vadim) Shishimarin es culpable y lo condena a cadena perpetua”, dijo el juez Sergiy Agafonov. El magistrado del tribunal de Distrito de Solomianskyi, en Kiev, ha concluido que el homicidio fue premeditado, y rechazó los alegatos de la defensa que establecían que Shishimarin supuestamente habría recibido la orden de disparar contra la víctima, que no era su comandante ni inmediato superior.

El juez desestimó los argumentos de la defensa, al considerar que su remordimiento no era sincero, y que acató una orden de un militar “desconocido”, según atestiguó Shishimarin en el estrado. Presuntamente, la orden de disparar habría sido “criminal en sí misma”. De acuerdo con las agencias de noticias que han reportado el caso, el juez también desechó la petición de la defensa, que solicitaba que se absolviera al ruso.

El acusado apelará

Shishimarin confesó haber accionado el disparador, al menos unas tres o cuatro veces, por órdenes “demandantes” del soldado que no conocía. El acusado relató que unos militares rusos y él mismo estaban escapando de la localidad Chupakhivka, en la región de Sumi, para reagruparse con sus unidades en Rusia. Allí es cuando supuestamente roban un vehículo civil y se embarcan por la carretera, hasta toparse con Shepilov en bicicleta.

“Queríamos llegar adonde estaba nuestro ejército y volver a Rusia”, explicó Shishimarin. “En el camino, mientras conducíamos, vimos a un hombre. Estaba hablando por teléfono y dijo que nos entregaría”, añadió. El acusado explicó que uno de los soldados que viajaba con él en el mismo coche, “empezó a decir en tono contundente que debía disparar”. “Me dijo que si no lo hacía podría ser peligroso. Le disparé a corta distancia y lo maté”, confesó.

Según ha informado la defensa, el soldado ruso acusado apelará la sentencia, exigiendo que se revise su expediente. La defensa alega que la condena no ha sido justa, debido a la exposición mediática y a la presión de la sociedad “ucraniana e internacional”, por conseguir la prisión de por vida para el militar.

La viuda de Shelipov en el juicio

En el momento del dramático juicio, Kateryna Shelipova, la viuda de la víctima, sostuvo unas palabras para ambas partes y el juez. “¿Qué sentiste cuando mataste a mi marido? Dímelo, por favor”, ha dicho, para dar paso a un silencio sepulcral que duró unos minutos en el recinto. La mujer rompió en llanto mientras esperaba respuesta por el homicidio de su esposo.

Sentado en el banquillo de los acusados, tras meditar su respuesta, contestó; “miedo. Entiendo que probablemente no seas capaz de perdonarme. Pero te pido perdón”. La mujer se limitó a declarar a los medios internacionales tras el juicio, dijo que “lo lamento mucho por él, pero un crimen así no lo puedo perdonar”.

Antes de conocerse la sentencia, el Kremlin había expresado su preocupación por la suerte Shishimarin, pero reconoció que no tienen manera física de auxiliarle, después del cierre de la embajada rusa en Kiev y la dificultad de trasladar una comitiva diplomática para atenderle. “Eso no significa que no vayamos a intentarlo por otras vías. El destino de todos los ciudadanos rusos es de suma importancia para nosotros”, dijo el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, a los periodistas.

Por su parte, la fiscal general ucraniana, Iryna Venediktova subrayó en una serie de mensajes en Twitter la trascendencia de este y otros casos de crímenes de guerra para su país. “Hemos abierto más de 11.000 investigaciones por crímenes de guerra y detenido a 40 sospechosos”, escribió. “Con este primer juicio, enviamos una señal clara: ningún verdugo, ninguna persona que haya ordenado o ayudado a cometer crímenes en Ucrania va a escapar de la justicia”, dijo. @mundiario

Ucrania sentencia a cadena perpetua al primer ruso acusado de crímenes de guerra
Comentarios