Ucrania corta uno de los gasoductos que transporta el gas ruso a Europa

Gazprom. / cazprom.com
Gazprom. / cazprom.com

El jefe operario ucraniano ha asegurado que las fuerzas prorrusas estarían interrumpiendo el tránsito de un tercio del gas ruso que llega a Europa.

Ucrania corta uno de los gasoductos que transporta el gas ruso a Europa

La empresa ucraniana que opera las redes de suministro de gas ruso, que llega a Europa, ha anunciado este martes que se ha visto en la necesidad de cortar el tránsito de un tercio del gas que llega desde Moscú, por “casusas de fuerza mayor”, que obstaculizan que el gas licuado pueda ser transportado a las plantas de tratamiento y distribución ubicadas en las zonas controladas por las fuerzas prorrusas.

La compañía GTSOU ha informado a través de un comunicado que “Las acciones de los ocupadores llevaron a la interrupción del tránsito de gas a través del punto de conexión de Sojranivka”, según recogen agencias informativas internacionales. Ese punto de medición de gas ubicado en la frontera con Rusia, y la estación de compresión de Novopskov, estarían siendo “saboteados” por las tropas rusas, al desviar el gas licuado a otras zonas.

El director general ucraniano de la empresa, Sergiy Makogon, ha acusado a las fuerzas de ocupación rusas en la provincia de Lugansk, de tomar el gas que es transportado y de enviarlo a otros lugares de las regiones separatistas respaldadas por Rusia en el Donbás ucraniano, conformado por Donetsk y Lugansk.

Gazprom no ve motivos para cerrar el grifo

De acuerdo con las alertas de la empresa GTSOU, sus instalaciones en las localidades ocupadas por Rusia no están siendo controladas operativa o tecnológicamente, una situación que presuntamente se habría aprovechado para llevar a cabo extracciones “no autorizadas” de gas, algo que pone en peligro “la estabilidad y la seguridad del sistema de transporte de gas de Ucrania en su conjunto”.

Ante esto, la estatal gasífera rusa, Gazprom, ha asegurado que no existen motivos suficientes que justifiquen el cese del suministro del gas licuado a Europa, a través de este gasoducto que transportaba 32,6 millones de metros cúbicos de gas al día, lo que representa un tercio de todo el gas que llega a Europa.

Para la entidad rusa, no hay pruebas que confirmen que se hayan presentado situaciones de fuerza que obliguen a paralizar el suministro, algo que, según ha expresado Gazprom, supondría una violación al contrato de parte de Ucrania.

Se podría restablecer el flujo a Europa

Para cumplir con su obligación a los países europeos, la GTSOU dijo que es posible que el volumen que se transporta regularmente pueda ser recuperado, si en lugar de la ruta habitual se desvía oficialmente el flujo desde el punto de Sojranivka hasta el punto de conexión en Sudzha, más al norte en una zona controlada aún por el ejército ucraniano.

Por la estación de medición en Sudzha pasan a diario 77 millones de metros cúbicos. La empresa dijo que Europa podría no verse muy afectada si es posible resolver los obstáculos en el bombeo de gas si el flujo es transportado temporalmente hacia el norte, una tarea que desde ya ha sido rechazada por Gazprom por varios motivos, entre los que explicó que es “tecnológicamente imposible” llevar a cabo el cambio de ruta.

GTSOU ha concluido señalando que ha reportado en “repetidas ocasiones” a la compañía estatal rusa de las “amenazas” para el tránsito de gas, que son producidas por las fuerzas rusas según denuncian los expertos ucranianos. La empresa ha demandado el fin de las “interferencias”, pero asegura que sus llamamientos “han sido ignorados” por las autoridades rusas. @mundiario

Ucrania corta uno de los gasoductos que transporta el gas ruso a Europa
Comentarios