Trump no podría postular en las elecciones del 2024 si el Senado lo destituye

Presidente Donald Trump.
Presidente Donald Trump.
El republicano perdería la opción de presentarse otra vez como candidato en tres años si, finalmente, la Cámara alta decide sacarlo de la Casa Blanca e inhabilitarlo de ejercer cualquier cargo público de por vida. 
Trump no podría postular en las elecciones del 2024 si el Senado lo destituye

Donald Trump pagaría, más que la destitución, un precio muy alto en los Estados UnidosTras la aprobación del juicio político o impeachment en la Cámara de Representantes, la decisión de sacarlo de la Casa Blanca recae ahora en el Senado. Si en la Cámara alta se logran los votos para defenestrarlo, lo siguiente que vendría sería la inhabilitación de por vida para el republicano para que ejerza algún cargo público en el futuro. Esto, a la larga, significaría que Trump no pueda presentarse en las elecciones del 2024, tal como lo ha deslizado.

La inhabilitación del magnate sería el segundo punto abordar en el Senado si se concreta la destitución. Una situación que, por ahora, se retrasaría dado que la Cámara se encuentra en receso. La única manera de que se vuelva a retomar las sesiones sería si los líderes de ambos partidos republicano y demócrata, Mitch McConnell y Chuck Schumer, acordaran volver antes de lo que marca el calendario. Sin embargo, también entra a tallar la correlación de fuerzas en el Senado que, por ahora, existe. 


También puedes leer: 

El Congreso de EE UU aprueba el segundo juicio político a Trump a siete días de su salida

El segundo juicio político contra Trump provoca una crisis en el Partido Republicano


Los demócratas Raphael Warnock y Jon Ossoff se hicieron con la victoria en la elección especial de Georgia, donde se tiene hasta el 22 para legalizar el resultado final y puedan jurar a sus cargos. Solo si lo hacen mientras la gestión de Trump, habría paridad en el Senado porque ambos partidos tendrían la misma cantidad de escaños. El vicepresidente Mike Pence tendría la última palabra para sacar del cargo al republicano antes de que finalice su mandato en seis días. 

Si se hacen sumas y restas, el impeachment contra Trump sería complicado por varios factores. En primer lugar, no se tienen los votos necesarios en el Senado. Para sacar a Trump en el cargo se necesitan de 67 senadores que den la luz verde a la destitución del presidente. Por ahora, con los 48 demócratas y una docena de republicanos no alcanzaría. En segundo lugar, el punto de discusión es si el proceso podría darse sin el magnate en el cetro de poder de Washington. La Constitución norteamericana no especifica este vacío.

Como fuese, el ambiente político es muy distinto al impeachment que enfrentó Trump en 2019. Entonces los republicanos eran una fuerza monolítica sin fisuras -con la única excepción del senador Mitt Romney-. Ahora, el republicano está aislado en la Casa Blanca y no tiene el respaldo pleno de las dos cámaras en el Capitolio. El caso del magnate se vuelve único porque, a diferencia de los anteriores juicios en el Senado contra Andrew Johnson y Bill Clinton, pasaría por dos procesos de destitución en tiempo récord. El facto tiempo será clave si, finalmente, termina fuera del poder antes de dejarlo. @mundiario

Trump no podría postular en las elecciones del 2024 si el Senado lo destituye