Trump vuelve a la carga contra Sessions por los correos electrónicos de Clinton

Donald Trump y Jeff Sessions. / gov.us
Donald Trump y Jeff Sessions. / gov.us

El presidente continuó su reciente ataque público en contra de Jeff Sessions. Esta vez por asumir una "posición muy débil" en la persecución de los "crímenes" de Hillary Clinton.

Trump vuelve a la carga contra Sessions por los correos electrónicos de Clinton

El presidente Donald Trump continuó con la humillación pública de su propio fiscal general, Jeff Sessions, el lunes pasado, al tiempo que los asesores del ala oeste se preguntan si otros altos funcionarios abandonarán la administración después de una sacudida en el departamento de comunicaciones que terminó con Sean Spicer, el polémico vocero.

El presidente se ha sentido frustrado desde que Sessions se retiró de la investigación sobre las actividades de Rusia durante las elecciones de 2016, y Trump recientemente comenzó a transmitir esos sentimientos en público. Pero reemplazar a Sessions no puede ser fácil. Algunas opciones potenciales, como Rudy Giuliani y Chris Christie, alguna vez estuvieron interesadas en el trabajo pero se han preocupado por su imagen de elegir trabajar en esta administración. Además, el Senado tendría que confirmar cualquier selección de reemplazo.

Trump ha criticado recientemente lo que dice es un doble estándar entre el escrutinio sobre la interacción de sus asociados con los funcionarios rusos y la investigación sobre el uso de un servidor de correo electrónico privado de parte de Hillary Clinton cuando fungía como secretaria de Estado. Durante el fin de semana, preguntó por Twitter por qué el consejero especial del Departamento de Asuntos y Justicia, Robert Mueller, no estaba investigando los más de 30.000 correos electrónicos eliminados del servidor. También tuvo tiempo de atacar a Sessions una vez más.

“El Fiscal General Jeff Sessions ha tomado una posición MUY débil en los crímenes de Hillary Clinton (¿dónde están los correos electrónicos y el servidor de DNC) y las pérdidas de Inteligencia?”, escribía el presidente en Twitter.  Los comentarios de Trump suscitaron inmediatamente la especulación de que Sessions podría renunciar, aunque algunos aseguran que el fiscal no tiene intención de renunciar a causa de los comentarios de Trump.

El exsenador de Alabama goza de un amplio apoyo entre los republicanos del Senado. Pero las observaciones del presidente causaron una profunda alarma en el ala oeste, lo que llevó a algunos a preocuparse de que su lealtad a Trump podría no ser correspondida por mandatario.

MUNDIARIO te ofrece suscribirte a otros análisis de Política

 

Trump vuelve a la carga contra Sessions por los correos electrónicos de Clinton
Comentarios