Buscar

MUNDIARIO

Trump se toma en serio a la pandemia del coronavirus

La realidad se ha impuesto en la visión del presidente que prevé endurecer las medidas por, al menos, un mes más para evitar más contagios.

Trump se toma en serio a la pandemia del coronavirus
Caricatura de Donald Trump. / Mundiario
Caricatura de Donald Trump. / Mundiario

Firma

Valeria M. Rivera Rosas

Valeria M. Rivera Rosas

La autora, VALERIA M. RIVERA ROSAS, escribe en MUNDIARIO, donde fue coordinadora general. Es licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo Impreso. Graduada de la Universidad Privada Dr. Rafael Belloso Chacín de Venezuela. @mundiario

Al igual que ocurrió en Reino Unido con Boris Johnson, en EE UU se ha impuesto la dura realidad sobre la magnitud de la actual pandemia del coronavirus. El presidente Donald Trump ya no puede negar que la enfermedad Covid-19 es de tal riesgo que podría causar el colapso de su país.

El presidente empieza a hacer caso de sus asesores porque ha visto cómo el coronavirus ha golpeado a la población de Queens, en Nueva York, donde el creció, y porque un amigo cercano se infectó y actualmente la está pasando muy mal debido a la Covid-19.

“Esta semana he visto en televisión bolsas con cuerpos por los pasillos”, ha dicho el presidente. “He visto traer camiones tráilers. Camiones frigoríficos, porque no pueden gestionar tantos cadáveres. Y todo eso básicamente en mi barrio, en Queens, en Nueva York. He visto cosas que no había visto antes. Bueno, quiero decir, las he visto pero en televisión, en países lejanos”.

“Es el hospital de Elmhurst, tienen que ser suministros. Pero no, eran cuerpos”, cuenta el mandatario sobre su sorpresa al toparse con que un camión transportaba cadáveres en vez de suministros médicos.

“Un amigo mío fue al hospital el otro día. Es un poco mayor que yo, grueso, pero una persona fuerte”, cuenta el mandatario que ya no compara la Covid-19 con una simple gripe. “Pregunté que tal le iba y me dijeron ‘señor, está en coma, está inconsciente’. No va bien. La velocidad y la crueldad [del virus], en especial si toca a ciertas personas, es horrible. Es realmente horrible”.

“Mucha gente me dice que no deberíamos hacer nada, que hay que seguir adelante (...). Pero aquí entran en juego los 2,2 millones de personas que podrían morir, y eso no es aceptable”, decía Trump que parece ya no estar dispuesto a seguir protegiendo la economía sobre la vida de los estadounidenses.

Los consejeros y doctores Anthony Fauci y Deborah Birx han sido quienes han logrado que el mandatario cambie de opinión luego de asegurarle que solo en EE UU podrían fallecer entre 100.000 y 200.000 personas si no se tomaban medidas más estrictas. Ante esto, Trump indicó que se mantendrían las medidas de confinamiento en el país hasta el 30 de abril. @mundiario