Buscar

MUNDIARIO

Trump se niega a recortar los aranceles a China pese a un primer acuerdo

El presidente agita las aguas de la guerra comercial, la cual parecía encaminarse a su fin tras un anuncio hecho el jueves.
Trump se niega a recortar los aranceles a China pese a un primer acuerdo
Donald Trump, presidente de los Estados Unidos..
Donald Trump, presidente de los Estados Unidos..

Firma

Héctor Antonio Morales

Héctor Antonio Morales

El autor, HÉCTOR ANTONIO MORALES, es colaborador de MUNDIARIO. Se formó en la Universidad Rafael Landívar de Guatemala. @mundiario

Donald Trump parece haber echado por los suelos los avances de tregua en la guerra comercial con China. Si el jueves Pekín y Washington D.C. habían confirmado que reducirían de a poco los aranceles impuestos mutuamente, ahora el presidente estadounidense ha dicho que dicho acuerdo no existe todavía y, lo que es más, se opone a eliminar los aranceles opor completo, algo que ya saben en Asia, según ha dicho él mismo.

"Quieren que los retiremos, pero no he acordado nada", declaró Trump en rueda de prensa en la Casa Blanca este viernes. La contundencia del presidente borra el anuncio hecho el jueves por el Ejecutivo chino, que aseguró que se había alcanzado un trato para suavizar los aranceles como parte de la primera fase del acuerdo comercial entre ambas potencias.

Los dos países llegaron hace un mes a un punto de concordia sobre los temas de la negociación en los que había todavía consenso. Ahora este preacuerdo requiere que Trump y Xi Jinping, presidente de China, estampen su firma. El plan era precisamente que estamparan la firma este mismo mes como parte de las actividades del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), el cual se celebraría en Chile, preo el presidente de ese país Sebastián Piñera, canceló el evento a raíz de las protestas que han agitado la capital Santiago.

“A China le gustaría algún tipo de retirada, no completa porque saben que no lo haré”, ha señalado Trump. Los equipos negociadores de ambos países intentan trazar el texto final con el que se echará el cierre a la primera fase de la negociación. Trump también ha dicho que el acuerdo con Xi se firmará sí o sí en su territorio. "Tal vez en Iowa", dijo en este respecto.

Con todo y que se enfríe la posibilidad de que se empiecen precisamente a retirar los aranceles, Trump se ha mostrado optimista en relación al desarrollo de las conversaciones. No obstante, ha repetido que la situación está bien como va de momento por el dinero que se junta en la frontera gracias a los gravámenes.

En ambos bandos se había confirmado el jueves la existencia de un acuerdo preliminar para retirar los aranceles por fases. No obstante, no se dio un calendario concreto ni tampoco qué impuestos eran los que se iban a cancelar, lo cual levantó dudas sobre si el acuerdo en cuestión era real.

Los primeros aranceles entraron en vigor en marzo del año pasado y abarcan bienes importados por valor de hasta 360.000 millones de dólares. La aclaración de Trump enseña las fisuras que hay dentro de su propio equipo en cuando a la estrategia a seguir. Hay quienes aprovechan la fortaleza de la economía para no cesar en la presión. China, en cambio, ha dado su palabra de firmar bajo la condición de que se rebajen. @mundiario