Donald Trump, en problemas por el apoyo público de un antiguo líder del Ku Klux Klan

David Duke y Donald Trump. / CBS
David Duke y Donald Trump. / CBS

David Duke, exlíder del racista Ku Klux Klan, manifiesta su apoyo público al precandidato republicano Donald Trump, y de este modo pone en problemas al controvertido aspirante de los republicanos en EE UU.

Donald Trump, en problemas por el apoyo público de un antiguo líder del Ku Klux Klan

El precandidato a la presidencia estadounidense Donald Trump se vio envuelto en una controversia tras afirmar en una entrevista para CNN que no sabía absolutamente nada de David Duke, separatista de la población blanca, escritor y político de extrema derecha de los Estados Unidos y fundador del White Youth Alliance, agrupación supremacista blanca estadounidense. El alboroto inició cuando el domingo 28 de febrero, Trump fue presionado por el periodista Jake Tapper en el programa State of Union de la cadena televisiva CNN acerca de si desconocía sobre grupos de supremacía blanca y a David Duke.

¿Hubo reacción? El precandidato republicano dijo “para que lo entienda, no sé nada acerca de David Duke, ok?” , a pesar de que se le presionó tres veces sobre el mismo tema, Trump alegó no saber nada de lo que Tapper estaba hablando y no saber nada de los grupos de supremacía blanca. Sin embargo en el 2000, afirmó no participar como candidato del Partido Reformista porque en el se encontraba Duke.

Trump intentó reducir el impacto de sus comentarios a través de Twitter en las horas que le siguieron a su entrevista y la mañana de hoy en el programa Today de la cadena NBC en la que dijo, “yo sé quién es, pero no conozco a David Duke. Así que cuando hablan sobre ello yo digo que nunca conocí David.”

El jueves pasado, 25 de febrero, Duke detalló su apoyo a Trump en un mensaje de Facebook. “Creo que merece un vistazo de cerca por aquellos que creen que la era de la corrección política tiene que llegar a su fin”, expresó.

Estos comentarios llegaron dos días antes que 13 estados del sur voten en el “SuperMartes” dónde los republicanos habrán elegido el 30% de sus delegados. Si Trump vence al senador de Texas, Ted Cruz y a Marco Rubio, en la mayor parte o la totalidad de los estados, estaría muy cerca de ganar la nominación republicana.

Donald Trump, en problemas por el apoyo público de un antiguo líder del Ku Klux Klan
Comentarios