Buscar

Trump se desdice y asegura que quiere acoger a inmigrantes "de todas partes"

El presidente de Estados Unidos busca enterrar la tormenta desatada tras sus impresentables comentarios contra viajeros de El Salvador, Haití y algunas naciones africanas.

Trump se desdice y asegura que quiere acoger a inmigrantes "de todas partes"
Donald Trump, presidente de Estados Unidos, durante un mitín en su campa electoral en el 2016. / People
Donald Trump, presidente de Estados Unidos, durante un mitín en su campa electoral en el 2016. / People

Firma

Ibed Méndez

Ibed Méndez

Periodista venezolana licenciada en Comunicación Social, mención audiovisual. Escribe en MUNDIARIO, donde también coordina el área de Sociedad. Twitter: @mundiario

Donald Trump cambia el discurso. El polémico presidente de Estados Unidos ha decidido guardar por un momento la “mano dura” de la que ha hecho gala desde la pasada campaña electoral y este martes ha asegurado que quiere acoger a inmigrantes “de todas partes”. La declaración busca enterrar la tormenta desatada la semana pasada tras los impresentables comentarios del mandatario contra viajeros de El Salvador, Haití y algunas naciones africanas.

La rectificación del inquilino de la Casa Blanca ha tenido lugar durante una reunión con su par de Kazajistán, Nursultán Nazarbáyev. "Quiero que vengan de todas partes, de todas partes", dijo Trump al ser preguntado por la prensa sobre su preferencia por extranjeros de determinadas naciones como Noruega.

 

La declaración del magnate neoyorquino llega en medio de la tormenta que azota la administración republicana debido a la incendiaria actitud del mandatario contra los indocumentados. Apenas hace unos días Trump enterraba las posibilidades de lograr un acuerdo para los inmigrantes, al tiempo que acusaba al partido demócrata de haber frenado cualquier posible negociación luego de filtrar sus recientes y explosivos comentarios.

 “¿Por qué recibimos a gente de países de mierda?”, dijo el presidente en una reunión interna con el grupo conformado por tres senadores demócratas y tres republicanos que negocia el futuro de los dreamers. El reconocido periódico The Washington Post convirtió el comentario en titular, la inolvidable frase recorrió el mundo entero y luego se desató una condena global.

La Organización de Naciones Unidas (ONU), la Unión Africana, Haití, El Salvador y algunos países de Latinoamérica criticaron con dureza los exabruptos del líder republicano. Mientras, en el otro extremo, Trump, ha negado la acusación, asegurado que sus palabras habían sido distorsionadas.

La polémica ha puesto contra las cuerdas las negociaciones entre la Casa Blanca y el Congreso para llegar a un acuerdo que proteja de la deportación a decenas de miles de jóvenes indocumentados que llegaron a Estados Unidos siendo de niños y que hasta ahora habían sido amparados por el programa DACA, promulgado por el expresidente Barack Obama.

La tensión sigue creciendo. El futuro de los inmigrantes continúa estando en el aire y Donald Trump no hace nada más que añadir pólvora al asunto con un nuevo discurso alejado de su verdadero accionar. @mundiario