Buscar

MUNDIARIO

Trump confirma que pidió a Ucrania que investigara a Joe y Hunder Biden

El presidente desclasifica la conversación telefónica que sostuvo con Volodimir Zelensky y el Partido Demócrata apura el inicio de un impeachment en su contra.
Trump confirma que pidió a Ucrania que investigara a Joe y Hunder Biden
Donald Trump, presidente de los Estados Unidos..
Donald Trump, presidente de los Estados Unidos..

Firma

Héctor Antonio Morales

Héctor Antonio Morales

El autor, HÉCTOR ANTONIO MORALES, es colaborador de MUNDIARIO. Se formó en la Universidad Rafael Landívar de Guatemala. @mundiario

La transcripción desclasifica de la charla telefónica que sostuvo Donald Trump con Volodimir Zelenski ha encendido las alarmas en la Casa Blanca. En esta conversación el presidente estadounidense pide a su homólogo ucraniano que investigue a Joe Biden y a su hijo Hunter, por los negocios de ambos en Kiev. Joe Biden apunta a ser el principal competidor de Donald Trump en las elecciones presidenciales del año entrante. El empresario sostuvo esta llamada el pasado 25 de julio y en la misma le asegura a su interlocutor que pondrá toda su maquinaria a su disposición, incluido William Barr, fiscal general, y Rudy Giuliani, su abogado personal. La transcripción la ha difundido el mismo Trump, justo 24 horas después de que el Partido Demócrata anunciara un proceso de impeachment en su contra.

“Se está hablando mucho del hijo de Biden (en alusión a Joe, quien fue vicepresidente en la Administración de Obama) que Biden detuvo la investigación y mucha gente quiere saber sobre eso, así que lo que puedas hacer con el fiscal general será genial. Biden fue por ahí presumiendo de que había detenido la investigación, así que si puedes mirar eso... Me suena horrible”, llega a decir Trump. "Haré que Giuliani te llame y también que el fiscal general te llame y llegaremos al fondo del asunto. Estoy seguro de que lo resolverás", prosigue para luego rematar con una felicitación: "Vuestra economía va a ir mejor de lo que yo predije”.

Pero Trump no se queda ahí. También solicita que se investigue minuciosamente a la empresa Crowdstrike, la cual tiene su cuartel general en Estados Unidos y que se encargó de examinar el robo de mensajes virtuales del Partido Demócrata hace tres años para luego atribuir esta maniobra al Kremlin.

Desde el Departamento de Justicia, explica El País, se ha negado que esa llamada confirmada por Trump se haya realizado, pero las secuelas políticas son ya inevitables. El contenido de la conversación entre los dos gobernantes, la cual fue recogida en un memorando realizado por agentes de inteligencia, será sin duda la gran bala con la que la oposición intente realizar a toda costa el proceso de destitución de Trump. El presidente sostiene que no presionó en ningún momento a Zelenski. Aun si no lo fueran, lo cierto es que los recursos que pone en disposición a funcionarios y abogados han sido suficientes para avivar la hoguera.

En el Partido Demócrata se entiende todo esto como una forma de buscar perjudicar deliberadamente a Biden y su campaña de cara a las elecciones del año entrante. Si bien el partido progresista se encuentra en su proceso de elecciones primarias, lo cierto es que el otrora vicepresidente apunta a ganar estos comicios fácilmente.

A todo esto, Zelenski se muestra siempre dispuesto a complacer a Trump. De hecho, la transcripción de la conversación tan solo evidencia su complicidad, pues cuando el republicano se queja del proceder del fiscal anterior, quien no quiso procesar a Hunter Biden por no haber encontrado motivos para ello, el jefe del Gobierno ucraniano replica asegurando que está "al corriente de la situación. Como hemos ganado la mayoría absoluta en el Parlamento, el próximo fiscal general será 100% mi persona, mi candidato”.

El ucraniano, consciente del pantano en que se metió, ha usado un tono burlesco para salir de las acusaciones. "La única persona que puede presionar es mi hijo, que tiene seis años”, aseguró para luego ponerse un tanto más formal y presidencialista. "Nadie puede presionarme porque soy el presidente de un Estado independiente”. Esta transcripción, como sea, lo deja en muy mal lugar.

Algo que todavía no se ha aclarado es si Trump jugó la carta de las ayudas que dio a Kiev para ponerle lozas en los hombros a Zelenski. Washington D.C. tenía retenidos hasta 200 millones de dólares al momento de esta llamada, fondos que a la larga terminaron siendo enviados en este mismo mes. Ninguno de los dos menciona ese dinero, aunque Trump lo alude recordando "el esfuerzo y tiempo invertidos" en Ucrania. "Estados Unidos ha sido muy, muy bueno con Ucrania. No voy a decir que sea recíproco porque las cosas que están pasando no son buenas", explicó aunque nunca fue específico sobre de qué estaba hablando exactamente.

Todo esto ha terminado de agitar al hormiguero demócrata, que desde hacía tiempo merodeaba como hiena esperando al momento en que el león se debilitara. Como sea, el proceso de impeachmente es demasiado complicado y probablemente no servirá pues se necesita la aprobación de las dos cámaras legislativas y en la alta, el Senado, el Partido Republicano tiene mayoría. Aparte, se arriesgan a que en caso de fallar, Trump pueda jugar la carta del mártir de cara a los comicios de 2020.

Y de hecho ya lo está haciendo, pues ha dicho que todo esto, tal y como pasó con la trama rusa en las elecciones de 2016, no es más que una "caza de brujas". Como sea, los demócratas insisten en intentar un proyecto que podría costarles caro. Nancy Pelosi, jefa de la Cámara de Representantes y líder demócrata en la misma, ha dicho que enfilarán el proceso pues Trump cometió "traición a su juramento del cargo, a la seguridad nacional y a la integridad de las elecciones". @mundiario