Trump evita hablar del juicio político y condena la toma del Capitolio

Donald Trump.
Donald Trump.
El presidente no se refiere al segundo proceso de destitución que el Senado tendrá que resolver. Mientras tanto, rechaza otra vez los actos violentos de la semana pasada en Washington. 
Trump evita hablar del juicio político y condena la toma del Capitolio

Donald Trump ha dado un giro en su respuestas políticas. El presidente de Estados Unidos se pronunció la noche de ayer para condenar, una vez más, los actos vandálicos que se dieron hace una semana en el Capitolio. Este mensaje se conoció en la plataforma YouTube horas después de conocerse la decisión de la Cámara de Representantes de abrirle un segundo juicio político a seis días de abandonar la Casa Blanca. 

“Quiero ser muy claro, condeno inequívocamente la violencia de la semana pasada”, dijo Trump. El republicano, quien ha perdido respaldo político dentro y fuera de su Administración, agregó lo siguiente: “Ningún verdadero seguidor mío puede avalar la violencia política, ni puede faltar el respeto a las fuerzas de seguridad o la bandera de Estados Unidos, ni puede amenazar a otros estadounidenses".


También puedes leer:

Trump no podría postular en las elecciones del 2024 si el Senado lo destituye

El segundo juicio político contra Trump provoca una crisis en el Partido Republicano


"Si haces cualquiera de estas cosas, no estás apoyando nuestro movimiento, lo estás atacando y también al país”, expresó el presidente saliente. Además, en su mensaje, se refirió a los últimos informes del FBI que dan cuenta de posibles nuevas manifestaciones en la toma de posesión del demócrata Joe Biden, pactada para el próximo miércoles. “Pensar en formas de aliviar tensiones y promover la paz en el país”, fue la invocación que hizo a sus seguidores.

Trump condena por segunda vez lo que él incitó con la toma del Capitolio para bloquear la proclamación de Biden como presidente electo de Estados Unidos. Y es que la situación del republicano es muy delicada y de pronóstico reservado. La Cámara baja aprobó procesarlo por "insurrección al gobierno". La resolución fue aprobada por 232 votos a favor y 197 en contra. Entre los que dieron el visto bueno, se encuentra diez republicanos. Esto daría un primer margen de lo que vaya a ocurrir en el Senado, donde tampoco, digamos, hay un animo por respaldar al presidente. 

El impeachment contra Trump sería complicado por varios factores. En primer lugar, no se tienen los votos necesarios en el Senado. Para sacar a Trump en el cargo se necesitan de 67 senadores que den la luz verde a la destitución del presidente. Por ahora, con los 48 demócratas y una docena de republicanos no alcanzaría. En segundo lugar, el punto de discusión es si el proceso podría darse sin el magnate en el cetro de poder de Washington. La Constitución norteamericana no especifica este vacío. Finalmente entra a tallar el tema de la inhabilitación para ejercer cualquier cargo público de por vida. @mundiario

Trump evita hablar del juicio político y condena la toma del Capitolio
Comentarios