Donald Trump baja la guardia y reactiva la histórica cumbre con Kim Jong-un

Kim Yong-chol, enviado de Corea del Norte, junto al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en la Casa Blanca. Twitter
Kim Yong-chol, enviado de Corea del Norte, junto al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en la Casa Blanca. / Twitter

El presidente de Estados Unidos ha confirmado que se reunirá con el líder supremo de Corea del Norte el próximo 12 de junio en Singapur, tal como estaba pautado.

Donald Trump baja la guardia y reactiva la histórica cumbre con Kim Jong-un

Donald Trump da marcha atrás. El presidente de Estados Unidos ha decidido bajar la guardia y reactivar la histórica cumbre con Kim Jong-un, luego de una semana de incertidumbre. El inquilino de la Casa Blanca ha confirmado que se reunirá con el líder supremo de Corea del Norte el próximo 12 de junio en Singapur, tal como estaba pautado.

La cita entre los eternos “enemigos”, que el líder republicano había cancelado hace unos días, vuelve a estar oficialmente en el calendario luego de que Trump recibiera en la Casa Blanca a Kim Yong-chol, un importante personaje enviado por Pyongyang.

El viejo conocido de la inteligencia estadounidense -general de cuatro estrellas y perteneciente al círculo íntimo del Líder Supremo norcoreano- entregó al magnate neoyorquino una carta de Kim y luego se sentó con Trump durante hora y media en el Despacho Oval.

"Nos reuniremos el 12 de junio en Singapur", señaló Trump sin abrir la carta, que primero había sido revisada por el servicio de seguridad presidencial antes de su entrega, tal como detalla el diario español El País. El contenido de la misiva continúa siendo un misterio, pero según ha adelantado una fuente diplomática extranjera al reconocido The Wall Street Journal, en el texto, Kim, muestra su interés por celebrar la cumbre, y aunque no  hace concesiones significativas con Washington, tampoco suelta amenazas.

Kim Yong-chol, enviado de Corea del Norte, junto al presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Twitter

Kim Yong-chol, enviado de Corea del Norte, junto al presidente de Estados Unidos, Donald Trump. / Twitter 

En esa línea, el mandatario ha asegurado que el esperado encuentro "será un principio", e incluso se ha atrevido a augurar que será "exitoso". “Nunca dije que todo fuera a pasar en un encuentro, estamos hablando de años de hostilidad, de años de problemas, años de odio entre tantas naciones tan diferentes”, explicó el jefe de Estado en declaraciones a la prensa en la Casa Blanca. “Creo que va a ser un proceso. Pero las relaciones se están construyendo, es una cosa muy positiva”, añadió.

De esta forma, Trump, parece haber dado por superada la crisis que se abrió la semana pasada y que colocó en la cuerda floja las avanzadas negociaciones de cara a la desnuclearización de Corea del Norte. El presidente había respondido con firmeza a unas duras declaraciones de Pyongyang, sin embargo, tras la radical decisión, ambas naciones retomaron los contactos y finalmente las conversaciones parecen haber rendido los frutos esperados. @mundiario

Kim Yong-chol, enviado de Corea del Norte, junto al presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Twitterr

Kim Yong-chol, enviado de Corea del Norte, junto al presidente de Estados Unidos, Donald Trump. / Twitter

 

 

Donald Trump baja la guardia y reactiva la histórica cumbre con Kim Jong-un
Comentarios