Buscar

MUNDIARIO

Trump apela a las sanciones contra Turquía tras los ataques realizados en Siria

El presidente estadounidense vuelve a ratificar una posición que ha sido duramente criticada por republicanos, demócratas y aliados en Europa.

Trump apela a las sanciones contra Turquía tras los ataques realizados en Siria
Donald Trump. / Twitter
Donald Trump. / Twitter

Firma

Rodrigo Chillitupa Tantas

Rodrigo Chillitupa Tantas

El autor, RODRIGO CHILLITUPA TANTAS, escribe en MUNDIARIO. Es periodista peruano de la Universidad Jaime Bausate y Meza. Trabajó como redactor en los periódicos Todo Sport, Nuevo Sol y el Grupo La República. Fue corresponsal en Lima de Segundo Enfoque de Argentina. Actualmente colabora con la revista CARETAS. @mundiario

Donald Trump ha zanjado su posición respecto a los últimos ataques realizados por aviones turcos contra las milicias kurdas en Siria. El presidente de EE UU informó de que se impondrá sanciones económicas contra Estambul si continúan con sus bombardeos al norte del país africano. “Turquía ha estado planeando atacar a los kurdos durante mucho tiempo. Llevan luchando toda la vida. No tenemos militares ni Ejército cerca de la zona del ataque. Estoy intentando acabar con las guerras interminables, hablando con las dos partes”, escribió en su cuenta de Twitter.

Sin embargo, el inquilino de la Casa Blanca siguió argumentando su posición por los ataques hechos al norte de Siria. “[Turquía] Es un miembro de la OTAN. Algunos quieren que Estados Unidos envíe decenas de miles de soldados a la zona y empezar una nueva guerra de nuevo”, agregó. Trump prosigue: “Dicen que nos mantengamos al margen y dejemos a los kurdos que luchen sus propias batallas (incluso con nuestro apoyo financiero). Yo digo: golpeen fuerte a Turquía si no cumple con las reglas, ¡estoy vigilando esto de cerca!”.

La tensión en Siria se agudizó tras el anuncio de EE UU para retirar sus tropas. Esta situación provocó que el Ejército turco ataque a las milicias kurdas, que eran los aliados de Washington en la zona. El giro de la posición de la Administración Trump ha causado preocupación en sus potenciales aliados: Reino Unido y Francia. También causó discrepancias al interior del Partido Republicano.

La noche del miércoles, el senador republicano Lindsey Graham, quien era aliado de Trump,  anunció la presentación de un proyecto de ley, en alianza con los demócratas, para congelar las propiedades del presidente de Turquía en suelo norteamericano, restringir las visas a funcionarios de su gobierno y sanciones en el campo energético, entre otros.

Este jueves, las divisiones entre potencias se hicieron palpables en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. La embajadora de EE UU, Kelly Craft, advirtió de que Ankara debería atenerse a las "consecuencias" si Turquía no protegía a la "población vulnerable" durante esos ataques, que el Gobierno turco asegura solo tiene "terroristas" como objetivo, cita El País.

Como sea, Trump ha logrado un avance notorio en su plan de retirar tropas en Siria el pasado diciembre, lo que provocó la sonada dimisión del jefe del Pentágono, Jim Mattis, porque consideraba que convertía la palabra de Estados Unidos antes sus socios en papel mojado. El inquilino de la Casa Blanca también hará lo mismo con el conflicto con Irán, ya que –seguramente- desea concentrarse en el proceso de impeachment en su contra por la trama ucraniana. @mundiario