Buscar

MUNDIARIO

Trump apela a la justicia para eliminar una ley emblemática de Barack Obama

El presidente estadounidense ha recurrido una vez más al Tribunal Supremo para que derogue la ley de salud de su antecesor, quien la denominó el 'Obamacare'. Anteriormente, no logró el éxito en dos ocasiones. 
Trump apela a la justicia para eliminar una ley emblemática de Barack Obama
Donald Trump y Barack Obama en la Casa Blanca. / @AristeguiOnline
Donald Trump y Barack Obama en la Casa Blanca. / @AristeguiOnline

Donald Trump ha vuelto a la carga de borrar todo legado del expresidente Barack Obama. El actual inquilino de la Casa Blanca ha recurrido una vez más al Tribunal Supremo para derogar la ley sanitaria aprobada por su antecesor. Nos referimos al popular 'Obamacare'. 

El mandatario republicano se basa ahora en un caso impulsado por una veintena de estados en manos de su partido que argumentan que a raíz de unos cambios legislativos de 2017 la ley es inconstitucional. De hecho, ya existe un precedente sobre el tema.

En diciembre de 2018, un juez federal de Texas les dio la razón al presidente Trump declarando inconstitucional la reforma y abriendo un litigio legal que está ahora en manos del Supremo con estados en manos de los demócratas, que la defienden.

Este juez y también un tribunal de apelaciones inmediatamente inferior al Supremo consideraron que, tras la aprobación de la reforma fiscal, con la que se eliminaron las multas a la obligación de tener un seguro médico, conocida como “mandato individual”, “Obamacare” paso a ser inconstitucional.

La Administración Trump renunció a ejercer la defensa de la ley en este caso, en una decisión poco habitual, y ahora ha dado un paso más alineándose con los impulsores de la demanda.

Sin embargo, el mandatario norteamericano podría sufrir otra derrota por este tema. El Tribunal Supremo ha fallado ya en dos ocasiones a favor de “Obamacare”, en 2012 por 5 votos a 4, y en 2015 por 6 a 3.En ambas ocasiones, el juez conservador John Roberts votó junto a los cuatro progresistas para decantar la balanza del tribunal.

Si ocurre un fallo adverso, Trump se quedara con las ganas de cumplir una vieja promesa hecha en la campaña del 2016 al señalar que iba a desmantelar la ley sanitaria de Obama. Tampoco lo logrado en el Congreso, donde sus intentos fracasaron al tal punto que una figura emblemática de su partido, el desaparecido ex senador John McCain apoyó dicha norma.

Lo cierto es que Trump debe preocuparse más por la crisis sanitaria desatada por la Covid-19. Estados Unidos es el país más golpeado del mundo con más de 2.420.000 casos confirmados y 124.000 muertes la letal enfermedad. @mundiario