Buscar

MUNDIARIO

Trump agudiza la crisis en el Partido Republicano por los ataques de Turquía

El presidente se queda solo ya que legisladores de su agrupación presentarán una ley con los demócratas para aplicar sanciones al Gobierno de Erdogan por haber bombardeado Siria.

Trump agudiza la crisis en el Partido Republicano por los ataques de Turquía
Donald Trump, presidente de Estados Unidos. / Twitter
Donald Trump, presidente de Estados Unidos. / Twitter

Firma

Rodrigo Chillitupa Tantas

Rodrigo Chillitupa Tantas

El autor, RODRIGO CHILLITUPA TANTAS, escribe en MUNDIARIO. Es periodista peruano de la Universidad Jaime Bausate y Meza. Trabajó como redactor en los periódicos Todo Sport, Nuevo Sol y el Grupo La República. Fue corresponsal en Lima de Segundo Enfoque de Argentina. Actualmente colabora con la revista CARETAS. @mundiario

Donald Trump sigue provocando fracturas al interior del Partido Republicano. Legisladores de su agrupación han decidido darle la espalda a su posición tibia respecto a los últimos ataques realizados por aviones turcos contra milicias kurdas al norte de Siria. Lindsey Graham, presidente del Comité Judicial del Senado y fiel aliado de Trump, anunció este miércoles que han redactado un documento en conjunto con los demócratas para aplicar sanciones al Gobierno de Recep Tayyip Erdogan por los bombardeos.

En la víspera, Graham había lanzado una dura crítica contra el presidente en su cuenta de Twitter: “Pido rezar por los aliados kurdos que han sido abandonados desvergonzadamente por la Administración Trump”. En esa línea, el senador republicano se alió con el demócrata Chris Van Hollen para llevar adelante una iniciativa que aplique duras medidas contra el régimen turco, que aprovechó la retirada de tropas norteamericanas de Siria.

El documento redactado por los republicanos y demócratas, según El País, apunta que todos los bienes de Erdogan quedan congelados. Además, la medida también aplica para sus ministros. Se les restringe el visado a los funcionarios que deseen viajar a Washington. La iniciativa bipartidista incluye medidas restrictivas contra el sector energético de Turquía y prohíbe vender suministros estadounidenses como municiones, servicios y tecnología a las Fuerzas Armadas turcas. “Estados Unidos es mejor que esto. Por favor, haga frente a Turquía, señor presidente”, escribió Graham.

Como sea, Trump ya había rechazado los ataques de Turquía en el norte de Siria. “Estados Unidos no apoya este ataque y ha dejado claro a Turquía que esta operación es una mala idea”, comunicó. Sin embargo, siguió lanzando varios mensajes respecto al tema. “Estados Unidos nunca debió haber ido a Oriente Próximo ni debe meterse en estúpidas guerras sin fin”. “Ir a Oriente Próximo es la peor decisión que jamás se ha tomado en la historia de nuestro país”, añadió, “y ahora estamos lenta y cuidadosamente trayendo a nuestros grandes soldados a casa”.