Buscar

Trump acusa a los demócratas de usar el futuro de los dreamers para ganar votos

“Los demócratas tenían las tres ramas del Gobierno entre 2008-2011 y no hicieron nada sobre DACA. Lo único que quieren es usarlo como un tema de campaña”, ha dicho el presidente de Estados Unidos.

Trump acusa a los demócratas de usar el futuro de los dreamers para ganar votos
Donald Trump, presidente de Estados Unidos. / gov.us
Donald Trump, presidente de Estados Unidos. / gov.us

Firma

Ibed Méndez

Ibed Méndez

Periodista venezolana licenciada en Comunicación Social, mención audiovisual. Escribe en MUNDIARIO, donde también coordina el área de Sociedad. Twitter: @mundiario

El futuro de los dreamers continúa estando en el aire. Republicanos y demócratas –que habían prometido defenderlos- cerraron hace unos días un acuerdo presupuestario sin ley para los soñadores, pero el tema sigue generando tensión entre ambas élites políticas. El presidente Donald Trump ha acusado este sábado al ala contraria de su partido de utilizar el programa DACA para ganar votos.

El inquilino de la Casa Blanca ha asegurado que el partido demócrata ha tenido durante años oportunidades de encontrar soluciones reales al sistema que protege de la deportación a jóvenes indocumentados, pero ha preferido enterrarlas y utilizar esa carta solo como campaña electoral. “Los republicanos quieren encontrar una solución para DACA mucho más que los demócratas. Los demócratas tenían las tres ramas del Gobierno entre 2008-2011 y no hicieron nada sobre DACA. Lo único que quieren es usarlo como un tema de campaña. ¡Vote por los republicanos!”, escribió Trump en Twitter.

 

El mandatario estadounidense cometió un error al afirmar que los demócratas tenían poder de las tres ramas del Estado entre 2008 y 2011, pues la realidad es que, su antecesor, Barack Obama, llegó a la Casa Blanca en enero de 2009 y el Tribunal Supremo, que representa la rama judicial, ha estado en manos conservadoras desde 1972.

Sin embargo, con su mensaje, Trump ha dado cuenta de una realidad: los demócratas intentaron, pero nunca lograron nada. La primera vez que el partido buscó hallar una solución fue en 2010 con la conocida como “Ley del Sueño” (DreamAct) y en 2013, con una reforma migratoria que logró el apoyo del Senado, pero fue bloqueada en la Cámara de Representantes, de mayoría republicana.

En este punto resulta preciso destacar que los demócratas tuvieron el control del Despacho Oval y de las dos cámaras del Congreso desde enero de 2009 hasta enero de 2011, momento en el que tomaron posesión los nuevos congresistas republicanos que habían triunfado en las elecciones de 2010 y que ganaron control de la Cámara de Representantes, tal como explica la agencia oficial de noticias Efe.

Años después, es precisamente Trump quien utiliza el futuro de los dreamers como moneda de cambio. El presidente de Estados Unidos ha dejado claro que la única forma de cerrar la puerta a la deportación de los 690.000 jóvenes indocumentados que llegaron a EE UU siendo apenas unos niños, es un cheque de 25.000 millones de dólares para construir su anhelado muro con México y reforzar la seguridad fronteriza. @mundiario